Giovanna Andrade: Con buena estrella después de 15 años en Inglaterra

Jan 01, 2012 No Comments by

Mi historia

Mi historia presenta la experiencia de vida y de inmigración de diferentes perfiles de personas. Pretende recopilar historias de vida en las que todos podemos identificarnos en algún momento dado.

Giovanna Andrade

He vivido 15 años en Inglaterra y mirando para atrás la vida, a veces me es inevitable el preguntarme ¿qué hubiera pasado si las decisiones que tomé en momentos determinantes hubiesen sido otras? Sé que nunca tendré una certitud con respecto a esto pero puedo imaginar lo que habría sido mi vida con diferentes acciones. Por ejemplo, al dejar Colombia para venirme a estudiar a Inglaterra, mi jefe me ofreció la posibilidad de poder volver a mi antiguo puesto en el momento en que lo deseara. Supongo que de haber regresado como estaba planeado en un principio, probablemente hubiera vuelto a la vida que antes tenía en la misma oficina. Y en general, creo que profesionalmente mi vida no sería muy diferente de lo que es hoy en día. Sin embargo, lo que creo sería muy distinto es la percepción que tengo de la vida ahora. Si hubiera regresado a Colombia tal vez no apreciaría todo lo que me ha dado la vida de la misma manera que lo hago ahora. Me doy cuenta que cada vez que viajo y visito Colombia quiero explorarla al máximo, quiero visitar sitios que nunca he visitado, quiero conocer tribus indígenas que nunca he conocido. He aprendido a amar la naturaleza tan fuerte y me imagino que si estuviera allí de repente no podría hacerlo. Supongo que el hecho de estar tan lejos de la tierra en que nací hace que la quiera muchísimo más de lo que creo mucha gente, estando dentro del país, lo hace. Creo que desgraciadamente el día a día no te lo deja vivir.

Inicialmente vine a Inglaterra por tres meses y con la intención de regresar a mi país o buscar alguna oportunidad laboral en otros países. En aquella época estaba trabajando mucho en Colombia y sentía la necesidad de hacer una pausa. Además, por los estudios profesionales que había realizado en Finanzas y Relaciones Internacionales, deseaba alcanzar un nivel de inglés con el que me sintiera totalmente bilingüe. De esta manera llegué a Inglaterra a un pueblito muy pequeño. En este lugar, tuve la oportunidad de estar en contacto con gente muy diversa: desde mis compañeros de clase que también eran extranjeros como yo, hasta algunas de las personas locales como los clientes del pub que solíamos frecuentar a la salida de clases. Fue una experiencia muy enriquecedora y a la vez sorprendente. Con esto me refiero a que por un lado, conocí personas locales cuyo nivel educativo era muy bajo y con muy poca consciencia de lo que sucedía fuera de su pueblo o de su región, y por el otro lado, una vez que llegué a Londres también conocí personas con un nivel educativo y cultural sumamente elevado. Nunca imaginé encontrarme con una polaridad tan grande entre la población Inglesa, económica, cultural y socialmente hablando. Era una realidad que pensé solo existía en países como Latinoamérica.

Después vine a Londres para tomar un curso de verano relacionado con mi carrera en el London School of Economics. Al término de éste, se presentó la oportunidad de aplicar al MBA en Cambridge, al cual fui aceptada. Este MBA tenía la particularidad de ser un programa en el cual a la mitad del mismo, los estudiantes tienen que trabajar por un año. Al término del MBA tuve una oportunidad laboral con la empresa para la que había trabajado durante mis estudios. Más tarde me fui a trabajar a una consultora en el sector de telecomunicaciones, sector en el que tenía más experiencia. Durante mis primeros años laborales en Inglaterra yo mantenía la idea de irme a  Singapur, Hong Kong o  Australia, pero no contaba con que el destino había decidido algo diferente para mí.

Si tuviera que elegir algún motivo o razón que haya sido crucial en mi decisión de prolongar mi estadía en Inglaterra, diría que fue precisamente el hecho de haber iniciado mi vida laboral aquí bajo circunstancias tan favorables que me dieron la oportunidad de tener trabajos fascinantes. En Aquella época, la economía europea estaba en el boom. Había ofertas de trabajo por todos lados, tenías de donde escoger y decir, “no, no quiero hacer esto. No, no quiero ganar tan poca plata” y tuve la suerte de llegar en esos momentos. Por supuesto, para una persona de 24 o 25 años como era yo, era una situación increíble, pues gracias a mi trabajo todas las semanas viajaba a un país diferente, me quedaba en buenos hoteles, tenía unos proyectos muy interesantes; rápidamente conocí a muchas personas con puestos muy altos en todas las empresas de telecomunicaciones en Europa. Sin duda, eso fue decisivo para que yo me pudiera quedar acá, porque la idea no hubiera sido quedarme rebuscando. La idea, por el contrario, era seguir adelante con mi carrera donde fuera que fuera y sucedió que fue Londres. Más tarde nuevas razones se agregaron, no menos importantes por supuesto, e hicieron que ahora sean ya 15 años que estoy aquí. Con estas razones me refiero a que me casé con un inglés, y tuve una hija preciosa a la que adoro. Y este es el país de las dos. De hecho, cuando voy a Colombia y regreso a Londres, siento que vuelvo a casa. Pero al mismo tiempo cuando voy para allá siento que voy a casa también. Salí ganando, ahora tengo dos lugares que considero mi hogar.

La revista, Mi historia

About the author

The author didnt add any Information to his profile yet
Comments are closed.