Nancy Tucker: coleccionista de vidas y almas, por Tania Farías

Apr 01, 2012 No Comments by

Para describir la obra de Nancy Tucker es inevitable hacer alusión a la explosión de colores intensos que cautivan la mirada del observador. Tampoco podemos dejar de lado la harmonía que existe entre todos los colores y cada elemento que componen su pintura. Si también tomamos en cuenta el hecho de que en cada uno de sus cuadros nos cuenta una historia, se puede decir que la obra de Nancy Tucker no sólo es impactante, sino a la vez profundamente conmovedora. Sus personajes, mayoritariamente femeninos, representan a cada una de esas mujeres que Nancy ha encontrado en su camino a lo largo de sus numerosos viajes y sus largas estancias en países tan diversos como su natal Colombia, Turquía, Angola, Bolivia, Edimburgo y recientemente Londres.

Nancy Tucker es una pintora nacida en Villavicencio, Colombia. Desde pequeña tuvo la oportunidad de vivir en diferentes lugares dentro de su propio país, acumulando imágenes que más tarde reconstruiría en sus pinturas. Después del término de sus estudios profesionales en Derecho, Nancy  continúo con la vida nómada de su infancia y sus pasos la llevaron a explorar tierras extranjeras que trajeron consigo nuevas experiencias y sobretodo, la oportunidad de dedicarse por entero a su verdadera pasión: la pintura.

Sus estudios formales en arte los inició en Escocia en Aberdeen Collegue donde Nancy estudió Fine Art. Varios años más tarde, en su natal Colombia, realizó un curso en murales, y poco después en Argentina estudió la licenciatura en Artes Visuales. Y es precisamente en el museo Pueyrredón de Buenos Aires que Nancy llevó a cabo su primera exposición en solo. Su obra en aquella época estaba enfocada a la naturaleza muerta, sin embargo, años después cuando Nancy y su marido se mudan a Turquía, su arte fue altamente influenciado: “En Turquía, había como una invasión de color, de un color rojo que veía en las alfombras, en las ropas, en todo lo que me rodeaba. Entonces empecé a pintar con mucho color y con el tema de la mujer que ya había comenzado un poco después de un viaje a Bolivia, donde me cautivaron esas cantidades de colores en las frutas, en la gente, en lo que llevaban puesto. Adoré la manera en que  combinan los colores que uno no combinaría, un naranja con un rosado y se veía hermoso”. En Turquía, las puertas del Museo de Arte Contemporáneo en Ankara fueron abiertas para su pintura.

Nancy desarrolló aún más el tema de la mujer cuando se traslada a Angola, pero con un enfoque hacia las cargas femeninas: no solo las morales sino también las cargas físicas. Muchas de sus obras de esta época reflejan a la mujer angolana que con dignidad y belleza porta su carga. En Angola, Nancy realizó una exposición en el museo de Historia Nacional en Luanda.

Durante su estancia en Angola, trabajó como voluntaria en un orfanato donde impartió clases de pintura a los niños y más tarde creó la Fundación Santa Isabel. Esta organización caritativa organiza exhibiciones con el trabajo de los pequeños y las ganancias obtenidas por las ventas de las pinturas van directamente al orfanato para que los niños puedan seguir pintando. Ahora en Londres, Nancy continúa la labor humanitaria voluntariando para el beneficio de un grupo de jubilados colombianos.

Recientemente, Nancy llevó a cabo una exhibición en la nueva sala de exposiciones del Consulado de Colombia y existen planes de realizar otras exhibiciones en algunas galerías londinenses.

Para mayor información visite: www.nancytuckerart.com

Soy coleccionista de vidas y de almas en mi pintura y cada cuadro mío tiene un tema, cuenta una historia” Nancy Tucker

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

The bread winner

Comentario de la artista:”En Angola lo único que está subsidiado es el pan, pero para poder tenerlo las mujeres tienen que madrugar muchísimo. Entonces se levantan cada día como a las 4am y hacen la cola para recoger el pan”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Equilibrio.

Comentario de la artista: “La abuela representa el equilibrio de su propia cultura (Turquía).  Allí las mujeres están tapadas, y allí está la niña descubierta, vestida  de rojo. Para mí ella va a ser el cambio”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Semillas de vida

Comentario de la artista:”Algo muy interesante es que en portugués la papaya alargada se llama papaia que viene de la palabra papá y la más redonda se llama mamao que viene de mamá. Y yo no sé si es verdad, pero siempre se dice que cuando siembras papayas tienes que sembrar más de un árbol, sino no te da, porque tiene que tener el macho y la hembra. Entonces son semillas de vida.  Y con todas estas historias hice este cuadro”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Load of confort

Comentario de la artista: “Porque nosotras las mujeres en todo momento estamos dando confort a todos los que nos rodean: los hijos, padres, esposos, y quería expresarlo con esta carga de medias que son confort. Quería expresar ese confort que siempre estamos dando, facilitándole  las cosas a los demás”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hope

Comentario de la artista: Esta fue una niña que siempre quise pintar. Es una niña de 6 meses  del orfanato que encontraron en la basura. Cuando yo la vi, otra niña de 8 años del orfanato ya se hacia cargo del bebe como si fuera su propia hija. La bebe había sido abandonada por su padre que era un alcohólico y tenía sida. La madre había muerto de sida, y la bebe tenía sida y tuberculosis también; todos los días yo veía los ojitos de esta niña que decían ayúdenme pero a la vez tenía esa mirada llena de esperanza.

 

 

 

 

 

 

La revista, Perfiles

About the author

The author didnt add any Information to his profile yet
Comments are closed.