Enrique IV – segunda parte, por Julio Etchart

May 27, 2012 No Comments by

El festival World Shakespeare Globe to Globe ha sido definido por sus organizadores como ‘un carnaval de cuentos’ y así se ha manifestado con una colorida variedad de puestas en escena de 37 obras del bardo Ingles en 37 idiomas diferentes.

Desde ‘La Tempestad’ en Bengalí hasta ‘Las alegres viudas de Windsor’ en Swahili el esfuerzo global ha amalgamado la ilustre obra del cisne del Avon en el esplendido escenario a los márgenes del Támesis.

Al idioma español le fueron adjudicadas tres piezas: Enrique VIII a la Compañía Rakata peninsular, y la primera y segunda parte de Enrique IV a la compañía Nacional de Teatro de México y al Espacio Teatral Elkafka de Argentina.

El 15 de mayo fui espectador de esta última producción y salí inspirado por el alto nivel del elenco rioplatense.

El actor Horacio Peña proyectó un Falstaff poderoso y manipulador, donde su soberbia y confianza de ganar el odio del príncipe Enrique (Hal) se ven desmoronados a último momento por el cambio de carácter de Hal.

Hal es personificado por Lautaro Vilo, que logra capturar la difícil transición de un príncipe ‘playboy’ a un maduro monarca luego de la muerte de su padre. Su fuerte presencia en el escenario hace convencer a la audiencia de sus intenciones, si no a sus hermanos que se mantienen con la duda hasta el último momento.

El rey es representado por el veterano actor Horacio Peña, un pilar de la compañía del Teatro Nacional Argentino antes de formar Elkafka junto con el director Ruben Szuchmacher.

Peña nos conduce por la última etapa de la vida de Enrique IV con prestancia y dignidad, tanto cuando trata de combatir la rebelión de los Galeses como cuando es sofocado por una enfermedad que lo consume lentamente. Sus courtiers hacen uso de una fluida escenografía, inteligentemente diseñada por Juan Mario Roust.

El vestuario es contemporáneo, con toques de los años 40, pero la policía que pone orden en la taberna que Falstaff y su grupo de amigos habitúa, luce uniformes de la Policía Metropolitana de Londres, dándole un contexto mucho más actual al conflicto de la trama de la obra.

En una recepción a los actores en la Embajada Argentina, su actual representante diplomática, SE Alicia Castro, aludiendo al complejo conflicto entre su nación y el país anfitrión, precisó:

‘Si tenemos que compartir a las islas Malvinas con Inglaterra, entonces también podemos compartir a Shakespeare con ellos’

Una confirmación de que la globalización de su insigne obra es ahora completa.

 

 

Guía Cultural, Mayo, Noticias

About the author

Adriana es Directora de Ventana Latina desde 2010.
Comments are closed.