Las dos memorias de unas islas brumosas

Jun 15, 2012 Comments Off on Las dos memorias de unas islas brumosas by

Por Julio Etchart


El 14 de Junio del 2012 se conmemoraron treinta años del fin de la Guerra de las Malvinas / Falklands. Aquí en Londres, las formas en que se recordaron al capítulo final del tan innecesario conflicto bélico no podrían haber sido más contrastantes.

Por un lado, la prensa Británica se enfocó en el heroísmo de sus fuerzas de elite que ganaron la batalla decisiva de Goose Green, y se vanaglorió en un patriotismo reminiscente de su ya lejano pasado colonialista.

Por el otro lado, la embajada de la Republica Argentina tuvo el atino de invitar al Director de la Biblioteca Nacional de ese país, Horacio Gonzales, para dar una charla sobre la reciente re-edición del libro del escritor francés Paul Groussac sobre la historia de las islas del Atlántico Sur.

Gonzales alabó la narrativa de dicho libro y destaco que “…el decisivo estudio de Groussac, emanado de una documentación nutrida e irrefutable, deja sentado los derechos argentinos sobre ese territorio y a la vez nos invita a un tipo de argumentación firme y reflexiva, de la cual no es posible sustraerse para echar una nueva luz sobre un largo conflicto que expresa los componentes complejos y oscuros del mundo moderno”.

La erudición del Director de la Biblioteca Nacional se hizo lucir durante su detallada exposición, que, en mi opinión, alcanzó su punto más interesante cuando hizo referencia a un poema que el insigne escritor Argentino Jorge Luis Borges escribió en 1985.

Juan López y John Ward, describiendo a un soldado  Argentino y a otro Británico, es un poderoso testimonio a la insensatez de las guerras y al triste hecho que seres humanos que tendrían, en otras circunstancias, muchos puntos afines, se matan entre ellos para seguir el capricho de las ciegas y poderosas fuerzas que a ello los obligan.

…”Hubieran sido amigos, pero se vieron

una sola vez cara a cara, en unas

islas demasiado famosas, y cada

uno de los dos fue Caín,

y cada uno, Abel.

Los enterraron juntos. La nieve

Y la corrupción los conocen.

El hecho que refiero pasó en

un tiempo que no podemos entender.”

La rima Borgiana nos deja meditando en la gran tragedia de los conflictos y en su increíble capacidad de destruir vidas, futuros y esperanzas.

Pero el aporte que la nueva nación Argentina hace al recuerdo del conflicto territorial es mucho más amplio y positivo:

El currículo estudiantil de primaria y secundaria del hermano país ha sido totalmente revisado en las dos últimas décadas, y las educadoras que lo elaboraron han afrontado con coraje y firmeza el período de dictadura militar que llevo en su última etapa a la invasión de las islas por las fuerzas enviadas por el genocida Galtieri. Las nuevas generaciones tienen que enfrentarse al hecho que tantos compatriotas fueron asesinados y desaparecidos de la faz de la tierra durante ese periodo atroz de la historia del Cono Sur americano.

El tremendo desafío que implica enfrentar un pasado tan turbulento, y presentarlo a la juventud en una forma reflectiva y honesta es un gran logro social y cultural. Al incorporar la realidad histórica y actual de las disputadas islas a ese amplio contexto se agrega una madurez intelectual a la formación educativa de la nueva generación.­

La embajadora Alicia Castro, recientemente avalada en la corte de St. James, ha comenzado su período diplomático con un nutrido programa cultural que destaca el gran patrimonio cultural del pueblo argentino, y su vocación de diálogo y de paz. ¡Enhorabuena!

 

www.julioetchart.com

 

 

Noticias

About the author

The author didnt add any Information to his profile yet
Comments are closed.