¡Sabor británico! Nº 1: Pavlova de frutas del bosque

Aug 17, 2012 Comments Off on ¡Sabor británico! Nº 1: Pavlova de frutas del bosque by

¡Sabor británico!

Me siento honrada de tener la oportunidad de compartir mi experiencia de cocina británica con la comunidad latina en el Reino Unido y Europa. Ya son 17 años que vivo en Gran Bretaña y debo admitir que la comida no fue “un amor a primera vista”, más bien un proceso de aprendizaje e integración mediante amigos y sus deliciosas invitaciones (y otras no muy deliciosas), lectura y práctica de un sin fin de recetas de autores británicos, mi pasión por la buena comida y el gran descubrimiento de la gastronomía británica. El secreto está en los ingredientes por supuesto, mientras sean frescos y de estación, nada les podrá salir mal.

Espero disfruten cada receta en esta nueva columna de Ventana Latina y les inspire a sacar el mandil del cajón, visitar los mercados locales  y probar lo que tenemos en Gran Bretaña.

                                                                                                                                                        Irina Romero

SABOR BRITÁNICO Nº 1

Pavlova de frutas del bosque

No hay mejor manera de celebrar el verano británico que con la abundante selección de frutas del bosque que encontramos en los mercados: de colores rojos  intensos, jugosas, dulces, acidas y vale la pena mencionar, de alto contenido antioxidante.  La mejor manera de servirlas es en una pavlova porque no es necesario cocinarlas y mantienen su sabor original en plenitud con una  presentación que es de envidiar. La pavlova es ideal para impresionar a amigos, la suegra o simplemente para  una satisfacción personal digna de admiración.

Todo está en la preparación del merengue. Tiene la  reputación de ser difícil prepararlo bien, pero como dice mi amiga Delia Smith, la clave está en la receta.  ¡Algo importante! Sé que algunos de ustedes se preguntarán por qué no comprar el merengue ya hecho directamente en el super evitando tanto afán y trabajo; pues yo les puedo asegurar que cada pequeño esfuerzo en la preparación vale la pena. No hay como un merengue hecho en casa, ¡eso se los garantizo!

Todavía me acuerdo de la primera vez que me propuse prepararla, fue un verano después de una invitación que me hizo mi cuñada en Cambridge. Mi primera experiencia de comida británica hecha en casa, exquisita y genuina. Después de un delicioso jamón al horno (ya les pasaré la receta en otra oportunidad) presentó la pavlova con frutas del bosque para terminar el delicioso almuerzo. El sentir en mi paladar la delicadez del merengue (firme por fuera pero blando y pegajoso por dentro), combinado con crema batida y las frutas frescas fue una experiencia culinaria única, uno de los momentos que me impulsó a explorar la cocina británica. Simple, sabroso, saludable y terminando con la ultima “s”, ¡sensacional!

INGREDIENTES:

3             claras de huevos (de corral y grandes (free range)

175       azúcar refinada

275ml    crema batida

350g      mezcla de bayas frescas de estación

 

MODO DE PREPARACIÓN:

Pre-calentar el horno a 300°F (150°C). Engrasar una lata para repostería ligeramente y cubrir con papel para hornear engrasado de la misma manera, así se despega con facilidad al final.

En un recipiente hondo y grande, batir las claras lentamente con una batidora eléctrica por unos dos minutos hasta que  estén espumosas, luego cambia la velocidad a medio y continúa batiendo por otro minuto. Ahora cambia la velocidad a rápido y continua batiendo hasta que las claras formen picos firmes. Agregar el azúcar poco a poco (por cucharadas) en alta velocidad, sin dejar de batir hasta alcanzar una mezcla firme y brillosa/lustrosa.

Acomodar esta mezcla en forma circular en la lata, haciendo un hueco en medio con la parte de atrás de la cuchara. Ponerla en el centro del horno y bajar la temperatura inmediatamente a 275° (140°C ) y dejarla por 45 minutos. Después apagar el horno pero dejar el merengue a que enfríe dentro del horno y sin abrirlo (por lo menos 4 horas). Yo preparo el merengue la noche anterior, así al día siguiente sólo queda batir la crema y acomodar las bayas frescas justo antes de servir.  Si se desea también se pueden hacer merengues individuales de la misma forma,  se conservan bien guardados en lata e inclusive, ¡se los puede congelar!  Además es un postre bajo en calorías para aquellos que quieren cuidar la silueta.

Ahora sírvanse un tecito ingles y ¡a disfrutar se dijo!

 

 

Columnas, Sabor Británico

About the author

Adriana es Directora de Ventana Latina desde 2010.
Comments are closed.