Francisco García: Entre colores y símbolos.

Oct 01, 2012 Comments Off on Francisco García: Entre colores y símbolos. by

Por Tania Farías

Más allá de las formas simples, como pájaros, nubes y  cactus, y de la explosión de colores presentes en cada una de sus obras, las pinturas del artista guatemalteco Francisco García envuelven un fuerte simbolismo que habla tanto del ayer como del ahora, de aquella época prehispánica en los pueblos de América y del presente de nuevos pueblos producto del mestizaje.  Colores que se inspiran en su pequeño país de Guatemala, especialmente en los trajes de sus indígenas, en sus regiones, y sus paisajes. Como Francisco mismo lo dice en Guatemala “La gente no le tiene tanto miedo al color. Puedes ver una casa amarilla super brillante, junta a una rosa y un carro verde enfrente, y te venden naranjas a la par. Crecí con eso y lo absorbí. Disfruto el color”.

 

 

 

 

 

Francisco García inició su camino como artista hace ya varios años en su natal Guatemala. Hijo de un artista con un nombre en su país, Francisco se negó en un principio a seguir el camino del arte eligiendo la carrera de arquitectura. ¿Casualidad o causalidad? Su destino lo alcanzó un día y ya no pudo negarse a sí mismo su vocación innata. Como una anécdota Francisco cuenta que sus inicios en el mundo del arte fueron el resultado de una coincidencia: “A la mitad de la carrera, estudiaba en la capital por lo tanto viajaba cada fin de semana para visitar a mi familia. Ese fin de semana no pude viajar. De tan aburrido que estaba encontré unos retazos de papel que no me habían servido en clase, encontré unas acuarelas viejas que estaban empolvándose y comencé con el proceso. Me gustó mucho el resultado final y comencé a preocuparme de hacerlo cada fin de semana”.

A pesar del descubrimiento de su vocación, el momento en que realmente tomó consciencia de su deseo de dedicarse al arte fue cuando vendió su primera obra. De esta manera, al finalizar su estudios profesionales, el arte se había convertido en una prioridad  “preferí quedarme como artista con los riesgos que eso trae porque no hay nada más placentero que poder dedicarse a hacer lo que a uno más le gusta, y aunque las recompensas que se logran no serán económicamente como uno esperaría,  la satisfacción personal que se obtiene es más grande”.

El acuarelista ha construido su carrera principalmente en su país natal y desde hace dos años busca abrirse un camino en Londres, “en mi país estaba comenzando a agarrar mucha fuerza con mi trabajo, de repente este cambio, al principio lo sentí muy difícil, pero ahora estoy muy agradecido porque cuando se está en una situación así lo que te queda es ser creativo, despertar y salir a buscar lo que te gusta”.

Para Francisco García su experiencia en Londres ha influido indiscutiblemente en su producción artística actual. Probablemente uno de sus mayores cambios se presenta en la cromática de sus obras, las cuales usualmente estaban llenas de colores vivos e intensos como el rosa, el rojo, el azul, el amarrillo y que ahora han integrado sin dificultad toda una gama de grises y colores fríos que le aportan una nueva perspectiva y una nueva dinámica a las piezas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El trabajo artístico de Francisco García se centra principalmente en la acuarela porque según su propia explicación esta técnica le permite saturar el medio en que trabaja con bastantes capas de color.

Sin embargo, preocupado por grandes problemáticas, como la violencia y la corrupción que aquejan a su país, el artista ha explorado recientemente nuevos medios de expresión como la fotografía creando una colección de imágenes cargadas de un fuerte simbolismo social. En dicha serie fotográfica la pata de un gavilán es recurrente y representa precisamente a este animal que es un predador y que consigue a su presa con extrema violencia. Pero la imagen se intensifica al unir este objeto insólito a un banano haciendo referencia al fondo histórico que este fruto tiene para Guatemala y su gente. Además del banano, en otras fotografías,  la pata del gavilán aparece unida a otros frutos. Según el artista la imagen guarda una íntima relación con el tema de los grupos de crimen organizado que afectan el país sudamericano: “Pensé en el famoso dicho que dice cría cuervos y te sacarán los ojos porque tengo la convicción de que ningún ser humano nace siendo malo, ni un asesino, más bien creo que son las circunstancias las que hacen a las personas lo que son. Son sólo unos niños los que están a cargo de toda esta violencia y para mí son la cosecha de lo que los políticos han sembrado”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El artista guatemalteco se muestra confiado en su talento sin subestimar los retos que tiene por delante y afirma que “estoy en una etapa de aprendizaje constante. El medio pictórico es el que me facilita expresarme por el momento aunque he trabajado con fotografías y objetos. Soy un artista latino tratando de adaptarme a la vida en Europa”.

Para conocer un poco más de Francisco García los invitamos a visitar su página en internet  www.alfrart.com

Imágenes cortesía de Francisco García.

La revista, Perfiles

About the author

The author didnt add any Information to his profile yet
Comments are closed.