Mi Historia: Martín Alvarado, embajador del tango en Europa

Apr 01, 2013 Comments Off on Mi Historia: Martín Alvarado, embajador del tango en Europa by

Rebasando las fronteras del lenguaje, Martín Alvarado ha sido con su voz, a lo largo de los últimos 10 años, un embajador del tango en países como Finlandia, Rusia, Francia y por supuesto el Reino Unido. Reconocido ahora como un importante intérprete en el mundo del tango, Martín Alvarado nos cuenta su historia.

 Nací en el barrio de Flores en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, en el seno de una familia ajena al ambiente del arte. Desde niño tuve una especial atracción por la música, pero no fue sino hasta mis 19 años que decidí estudiarla seriamente. Fue así que, por casualidad, descubrí que tenía talento para cantar y desde mis 20 años no he parado. He estado en bandas de rock, de jazz, de pop y de tango, he cantado y tocado muchísimo, por todos lados: desde las calles de Barcelona hasta el Shostakovich Philharmonic Hall de San Petersburgo. ¿Por qué el tango? El tango es la música de Buenos Aires y ha estado en mi vida desde siempre. Mi padre es un aficionado experto en el tema y siempre pone discos de éste género. No obstante, el haber descubierto en una presentación televisiva a mi cantante favorito, Rubén Juárez, cambió mi vida y mi carrera.

Mi carrera y la manera en que se ha desarrollado me han llevado a vivir en diferentes lugares. En cada uno de mis tours – al momento hago mi vigésima cuarta gira Internacional- me he establecido por una temporada en alguna ciudad Europea. Durante los últimos diez años he tenido “mi lugar” primero en Barcelona, después en Francia en Nantes y París, más tarde viví por mucho tiempo en Finlandia en Tampere y Helsinki. Es así que ahora decidí establecerme en Madrid desde septiembre del año pasado.

Mi vida es una aventura. Siempre digo que es un viaje de fin de curso permanente. Pero la primera vez que salí de mi país en el 2002  fue muy duro. En aquella época Argentina pasaba por su peor momento económico y la desesperanza era total. Mis amigos más cercanos habían emigrado a Barcelona (España). La decisión de emigrar me tomó medio año de tremendas angustias y miedos. En el lapso de un año pasé de cantar en un famoso canal de TV a tocar en las calles de Barcelona. Hacer música en la calle nunca es cómodo ni placentero para nadie y mucho menos para alguien que, como yo, ya llevaba tiempo siendo un profesional. Sin embargo, aunque fueron tiempos muy duros, los recuerdo con mucho amor y alegría. Aprendí muchísimo de esa experiencia y conocí a muchos de los amigos que facilitaron mi llegada, con los años y el esfuerzo, a los grandes escenarios europeos.

Como lo comenté anteriormente, gran parte de mi carrera la he vivido en Finlandia. El destino, tal vez. Cantando en la rambla de Barcelona conocí a dos turistas finlandesas que gustaron mucho de mi música, compraron mis discos y nos mantuvimos en contacto vía email. Desde el principio insistieron en que debería ir a Finlandia. Decían  que allí sería una estrella y no sé cuántas cosas más. Un día, mientras actuaba en París, Anne, una de estas dos señoras, me envió un mensaje que decía “espero que no nos defraudes a los finlandeses y vengas”. Ella me había conseguido un par de contratos para cantar en la ciudad de Tampere. Así que compré un billete y volé a Helsinki. El shock de cambiar la inmensidad y el ruido de París por la desolada Tampere en un domingo por la noche estará siempre en mi recuerdo. Pero, por suerte – o por destino – al poco tiempo conocí colegas de gran renombre en ese país y fui invitado a cantar, entre otros, con la Orquesta Filarmónica de Tampere.

Por esto y por todo lo que vino después es que estoy profundamente agradecido con  Finlandia. Allí he dado cientos de conciertos, he trabajado con músicos de enorme nivel, he grabado mi tercer disco (mi primer disco como solista Más allá lo había grabado años atrás en Argentina con José Ogivieki, co-productor artístico de mi ídolo, Rubén Juárez), he cantado con varias orquestas sinfónicas, con la mejor Big Band del país, con el gran flautista y director francés Patrick Gallois y hasta tuve un hit de radio y TV con la reina del Tango local.

Para este año tengo planeadas dos giras Europeas más, – serán tres en el 2013 –  conciertos en Ecuador, Uruguay y, por supuesto, en Argentina y espero terminar los tres discos que estoy grabando: uno en Buenos Aires con el reconocido guitarrista Horacio Avilano y su cuarteto, y otros dos álbumes muy interesantes de tango de vanguardia que estoy grabando en las ciudades de Jyväskylä y Helsinki, Finlandia.

Triunfar como artista en países con culturas tan distintas a la suya es una prueba de fuego para el artista que debe llegar al corazón del público sin contar con la ventaja que otorga el entendimiento de la palabra. Por supuesto, me hace muy feliz triunfar en países como Rusia, Finlandia o el Reino Unido, entre otros, porque eso significa que estoy haciendo un buen trabajo interpretativo. Me siento inmensamente feliz por todo lo realizado, por el reconocimiento de mi público y de mis colegas. Pero creo que lo mejor está por venir. Queda muchísimo por mejorar, por aprender y por devolverle a ésta cultura tan rica que me lleva por el mundo.

Si deseas conocer más de Martín Alvarado visita http://www.martinalvarado.com.ar/martin.html

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La revista, Mi historia

About the author

Adriana es Directora de Ventana Latina desde 2010.
Comments are closed.