Juan María Solare: Inagotable sembrador

Jul 01, 2013 Comments Off on Juan María Solare: Inagotable sembrador by

Pianista, compositor, director de orquesta y profesor de música, Juan María Solare es un artista comprometido con su arte. Establecido en Bremen, Alemania desde hace algunos años, este talentoso artista argentino tiene un vínculo especial con la capital inglesa, la cual visita con frecuencia para participar en conciertos, grabaciones de discos o festivales, tal es el caso del Festival Tango Rojo que se lleva a cabo cada año en Londres y al que asistió recientemente como parte del elenco principal. Juan María Solare nos cuenta su historia.

 

Nací en Bueno Aires, en el barrio de Palermo Viejo que Borges llamara el embrión de la ciudad. En mi casa se escuchaba sobre todo música clásica. Mis padres tenían un abono en la ópera y mi mamá tocaba el piano y cantaba en coros, pero claro en Argentina no puedes evitar escuchar tango por la radio, por el vecino. Aunque no quieras el paisaje acústico de la ciudad está impregnado. Eso te va formando desde la cuna. Yo crecí con un contacto auditivo permanente y eso es importante porque algunos músicos europeos que intentan hacer tango y que no tuvieron ese contacto desde la infancia les cuesta trabajo entender el estilo desde dentro. Están siempre hablando un lenguaje musical que no es la lengua materna, es como si tocarán música con acento.

Inicié mi carrera en Argentina desde muy pequeño. En mi época de estudios además de tocar a los clásicos, siempre había que tocar, dentro del ámbito de la música clásica por supuesto, a un autor argentino y cuyas obras tenían raíces folklóricas o de tango en muchas ocasiones. En Argentina era muy habitual que te preguntaras, en parte por la dictadura y en parte por la falta de expectativas que se tenían al término de las carreras musicales, ¿qué hacer luego que tienes tu título? La mayor parte se dedica a la docencia, lo cual es muy loable, pero para mí, si tú aprendes algo y al final lo único que haces es sólo enseñarlo, entonces para qué estudias música. Yo me encontré con ese dilema, así que en 1993 vine a estudiar un posgrado en composición a Colonia, Alemania, en el entonces llamado conservatorio Nacional de Música con una beca del gobierno alemán. Creo que en el fondo vine para hacer carrera, no para estudiar, porque contaba con una educación bastante buena, e incluso tenía un puesto bastante interesante y en condiciones laborales mucho mejores que las que tengo ahora.

En los años que he vivido en el extranjero he encontrado que hay como expectativas: se espera de mí que haga ciertas cosas. Como argentino se espera que toque tango, pero no se espera de mí que haga música experimental, eso ya lo hacen los europeos. Ese tipo de actitudes sí las he encontrado, es como si hubiera un programa preparado para el extranjero que llega, ya te encasillan, lo cual es peligroso porque cada ser humano tiene algo de singular que aportar si lo dejan tranquilo.

En mis primeros dos meses en Alemania, hice un curso de idioma. Esto me permitió ver por ejemplo dónde podría vivir. Pero una vez fuera de ese marco, en que todo está organizado, tuve un choque muy fuerte porque nadie te ayuda. De repente me sentí como tirado, arrojado a un lugar en el que no conocía a nadie. Sin embargo, culturalmente fue muy distinto, porque me sentí en un marco mucho más amplio que el que tenía en Argentina, estéticamente hablando.

Como mi posgrado se especializaba en la música electroacústica, un día en que mi computadora se colgó aproveché para estudiar un tango de Piazzolla. Desde ese momento esos dos mundos, el de la vanguardia electrónica y el del tango están unidos en mi música. Por esta razón, me gusta pensar en mi música como un campo de fuerzas donde tienes dos polos y dentro de ese campo de fuerza te vas moviendo dinámicamente. Aunque creo tangos no me considero como un embajador o un apóstol del tango, sino que tengo que ser sincero con el tipo de música que quiero hacer y automáticamente eso se transparenta pero no es que lo hago por filantropía o por una cuestión de  patriotismo, sino que está en mi sangre hacer este tipo de música.

En mi época de estudios estudié también dirección musical dado que las asignaturas en común con composición eran muchísimas, así que sólo necesité cursar uno o dos asignaturas más y obtuve también el título de director de orquesta.

Al término de mis posgrados, trabajé por un tiempo haciendo periodismo cultural para una radio. En ese tiempo no toqué casi nada. Después la radio se cerró y me quedé sin empleó por un tiempo durante el cual tuve que vivir de mis ahorros. Más tarde recibí otra beca como artista residente en un programa cerca de Bremen, y allí se recuperó mi cuenta bancaria. Al mismo tiempo que retomé de nuevo los conciertos.

Después surgieron oportunidades en Bremen, ciudad en la que me instalé desde hace varios años. Desde el 2002 soy director de una orquesta llamada “No típica” en la Universidad de Bremen. También soy profesor de arreglos en la Escuela Superior de Música de Bremen y ahora se han agregado un par de orquestas de las cuales soy su director. La última adquisición es una orquesta sinfónica de verdad de 40 personas. He compuesto más de 300 obras, de las cuales la mayor parte han sido interpretadas. Además, en el 2009 grabé mi primer disco que ya está disponible en itunes. Probablemente mi próximo disco se llamará “Beyond tango” y también quiero hacer un disco que sea con música de película – he musicalizado seis películas y un documental llamado “Frente a la venta”-. Voy a contar una historia que se llamará “Música para un filme imaginario”. Me gusta mucho eso porque te permite y te obliga a cambiar de estilos rápidamente.

Cuando veo mi carrera hacia atrás lo veo como un constante sembrar y de vez en cuando cosechar. Pero me parece que lo más interesante es el hecho de poder ser feliz sembrando sino te vas a llevar muchas decepciones si sólo esperas el momento de cosechar, ya que después de la cosecha todo termina.

Para conocer más de este versátil música visita http://www.juanmariasolare.com/juan-manuel-bel.html.

Recuerden que el disco de Juan María Solares se encuentra a la venta a través de itunes

 

 

La revista, Mi historia

About the author

Adriana es Directora de Ventana Latina desde 2010.
Comments are closed.