Diez preguntas con la fotógrafa Lisa Blackmore

Aug 31, 2013 Comments Off on Diez preguntas con la fotógrafa Lisa Blackmore by

Por Verónica Sanchis

Tipologías residuales I: El Rosal/Las Mercedes (2012), Fotografía digital

En el mes de septiembre Fotografía Latina tiene la oportunidad de entrevistar a la fotógrafa e investigadora británica Lisa Blackmore, quien se especializa en cultura visual y estudios culturales.

Lisa Blackmore es una investigadora británica quien hasta hace poco se residió en Caracas, Venezuela desde el año 2005. Blackmore primero obtiene una Licienciatura en Idiomas de la Universidad de Cambridge. Posteriormente realiza una Maestría y un Doctorado en Estudios Culturales Latinoamericanos en Birkbeck College. En el 2011 recibió su PhD por la investigación ¡Venezuela Progresa! Dictatorship, Spectacle and the Construction of Modernity para la cual recibió una beca del Arts and Humanities Research Council (AHRC) en la Universidad de Londres en el campo de estudios culturales latinoamericanos.

Su investigación se ha centrado en la Caracas de los años 50 y 60, la construcción, la vanguardia, el espacio urbano y cultura visual en Veneuzela. Lisa investiga la cultura visual en general y temas como el archivo, el espacio, el arte contemporáneo, la fotografía y la relación poder-imagen. Blackmore también colabora con revistas y medios en el exterior. En varias ocasiones ha expuesto su trabajo fotográfico en exposiciones grupales e individuales.

Actualmente Lisa Blackmore reside en Inglaterra donde trabaja como docente en la Universidad de Leeds en el departamento de Contemporary Latin American Cultural Studies.

Para disfrutar del trabajo de Lisa Blackmore pueden visitar su página web.

 lisablackmore-works.net

lisablackmore.net

 

1. Ventana Latina ¿Qué te inspiró a ser fotógrafa?

Lisa Blackmore: Más allá de un interés en la fotografía que empezó intuitivamente cuando era adolescente, realmente llegé a la fotografía, o mejor dicho a la imagen, a través de la investigación. Durante mi carrera universitaria la imagen fotográfica empieza a ser una de mis fuentes primarias más centrales.

2. VL: ¿Crees que exista tal cosa como un estilo Latinoamericano en la fotografía?

LB: No sé si un “estilo” sea el criterio más urgente de definir. De por sí la identidad latinoamericana es una larga historia de hibridez y mestizaje así que no sé hasta qué punto sea una ventaja tratar de identificar tal estilo como categoría. Lo que sí me parece muy importante es que un trabajo que se plantee como “latinoamericano” se enfrente a temas de relevancia mediante un enfoque estético que se adapte a ello y no que tome temas que estén en el tapete al nivel internacional para traducirlos al contexto local. Se trata, creo, de la importancia de que se hagan trabajos con honestidad y que –si aspiran dialogar con su contexto regional- esos trabajos sean consecuentes al nivel de discurso y de investigación. En mi caso, no nací ni tengo sangre latinoamericana, pero no creo que eso haga que las imágenes que haga sean de una extranjera. En fin: ¡cualquier esencialismo tiende a ser nocivo!

3. VL: ¿Qué te inspira de Caracas?

LB: De Caracas, mil cosas. Pero concretamente no son tanto los aspectos de su “textura” fotográfica, digamos, que me inspiran (la luz, por ejemplo) sino su historia y cómo ésta se manifiesta en los espacios que se van mutando en la ciudad. El cómo podemos capturar momentos claves de la contemporaneidad a través de la fotografía y luego ponerlos en diálogo con el pasado, con la política y cavar en ellas para encontrar sus resonancias con otros planos de discursividad nacional: eso es lo que me interesa.

 

De la serie Taxidermia patrimonial (2010), fotografía Polaroid, dimensiones variables

4. VL: ¿Qué te motivó a desarrollar tus proyectos fotográficos con Polaroids?

 LB: El formato Polaroid es algo que me resulta fascinante, tanto por su estilo “hecho en casa”, su relación con la masificación de la fotografía, el anhelo de ese momento fotográfico que se materializa inmediatamente, como también con su mengua reciente, mientras los formatos digitales comienzan a cambiar el escenario visual de forma contundente. Con relación al formato y la serie Edificio Progreso, por ejemplo, me interesaba esa fragilidad del registro en Polaroid –en este caso de película vencida- porque reflejaba y materializaba como objeto la memoria volátil que tienen los caraqueños dentro de un contexto donde el Estado ha tenido una larga historia de cambios radicales en el paisaje monumental, urbano y nacional. Tratar de volver objeto esa fragilidad de una memoria que se quiere hacer perdurar –pulsión esencial en la fotografía- fue lo que motivó el uso de la Polaroid.

5. VL: ¿Has considerado incluir retratos en tus proyectos a pesar de que los espacios urbanos es lo que más predomina en tu trabajo?

 LB: La verdad es que hasta ahora me he enfocado en cómo el espacio es testigo de quiénes lo hacen y pasan por él. Ya veremos cómo sigue desarrollando, pero el retrato “en vivo” no es algo  que me he planteado por el momento.

6. VL: ¿Cómo se desarrollan tus proyectos fotográficos de la idea a la práctica?

 LB: Siento dos movimientos paralelos en el proceso de hacer imágenes. En uno, predomina la investigación académica: ahí la fotografía tiende a emerger como idea luego de un largo proceso de reflexión y análisis y es fácil de hacer porque está totalmente “pre-meditado”. El otro es un proceso donde hacer la imagen es algo más inmediato y no sale –necesariamente– de un proceso de investigación previa. Depende –para mí– de dejar ser esas imágenes y tener una buena organización de archivo para que luego (cuando sean relevantes) uno pueda encontrar esas fotos y ponerlas en diálogo con otras.

7. VL: ¿Actualmente te encuentras trabajando en un proyecto nuevo?

LB: Tengo un par de proyectos en este momento pero están en pausa. Recientemente he comenzado a realizar algunos proyectos curatoriales y editoriales así que los ritmos de trabajo y las prioridades están en un proceso de cambio donde hacer imágenes está tomando un poco el segundo plano.

8. VL: Háblanos un poco que se siente documentar fotográficamente una ciudad que no es tu lugar de nacimiento.

LB: Es una experiencia interesante conocer un nuevo lugar y asumirlo como casa. El proceso de ir creando y excavando una historia en ese sitio abarca una apertura a poder leer y percibir lo local y lo nacional, pero también lo muy personal que le motiva a uno a tejer ciertas redes dentro de la ciudad y tratar de encontrarse en lo ajeno. Eso –obviamente- significa que no es tanto la foto que se toma sino los ojos que la miran lo que determina su lectura. Puede haber fotos ingenuas y luego se enriquecen de lecturas más densas cuando uno haya experimentado más. Es un elemento clave en la fotografía: su doble condición de congelar algo pero, dentro de ese estado congelado, retener elementos cuya lectura puede renovarse en el tiempo.

De la serie Taxidermia patrimonial (2010), fotografía Polaroid, dimensiones variables

9. VL: En varios de tus proyectos fotográficos se nota un interés en desarrollar un estudio de tipologías en la ciudad de Caracas ¿a qué se debe este estilo directo de fotografiar? 

 LB: Como se nota mucho en las fotos que he hecho, el espacio y los edificios como testigos de la vida que los rodea y los habita es algo central para mí. La tipología permite hacer visible rasgos comunes que siguen presentes en un espacio que anteriormente fue bastante más homogéneo y que ahora sufre constantes cambios de uso. Ese es el caso del sector El Rosal/Las Mercedes, que en los 40 y 50 fue una zona de amplias casas residenciales que ahora o han sido tumbadas o se han modificado y casi no se reconocen más. La mirada tipológica es una forma de no comentar tanto pero sí de tratar de hacer que algo se vea, que esté en primer plano.

10. VL: ¿Alguna vez has considerado desarrollar un trabajo fotográfico entre el Reino Unido y Venezuela?

 LB: Dado que regresé al Reino Unido hace apenas unas semanas, creo que ésa es una pregunta que pronto tengo pendiente responder. ¡Ya veremos!

 

 

Fotografía Latina

About the author

Adriana es Directora de Ventana Latina desde 2010.
Comments are closed.