Diez preguntas con la fotógrafa Mayerling García

Jan 01, 2014 Comments Off on Diez preguntas con la fotógrafa Mayerling García by

Por Verónica Sanchis

El Crucero. @ Mayerling Garcia.

En el mes de enero, Ventana Latina dedica su edición a la memoria, y Fotografía Latina ha tenido la oportunidad de entrevistar a la fotógrafa nicaragüense Mayerling García, quien durante tres años ha fotografiado la localidad de El Crucero. El recuerdo y la nostalgia han jugado un papel muy importante en su proyecto personal fotográfico.

Mayerling Garcia, fotógrafa basada en Nicaragua. Su trabajo se basa en la fotografía documental y humanista, también realiza trabajos conceptuales. Ha participado en diversas exposiciones colectivas nacionales e internacionales. Su obra ha sido exhibida en Nicaragua, España, Brasil, Estados Unidos, República Checa, Argentina y Alemania. En el 2011 su trabajo fue seleccionado para el circuito de exposiciones Festival PhotoEspaña junto con otros fotógrafos de América Latina.  Asimismo, García ha colaborado también para agencias internacionales de noticias. Actualmente trabaja como fotógrafo independiente en su país.

Ventana Latina: 1. ¿Qué te inspiró a ser fotógrafa?

Mayerling García: No  recuerdo si fue exactamente una inspiración, en todo caso había una búsqueda personal de qué y quién quería ser, no fue algo que pensé y al día siguiente ya era fotógrafa.  Fue algo al azar, surgió poco a poco, sólo sabes que lo haces porque te gusta y con el tiempo te das cuenta por qué realmente es que te gusta y  por qué quieres ser fotógrafa. Definitivamente no fue por hacer dinero, para eso hubiese sido de una sola vez fotógrafa comercial y mis preocupaciones serían  más por la técnica y un mejor equipo y menos por una visión fotográfica. Siempre me gustó retratar a mis abuelos y mi alrededor en mi pueblo natal, Estelí, al norte de Nicaragua.  Me gustaba contemplar por tiempo prolongado la luz reflejada en cualquier espacio y lugar; en el cielo, entre los árboles, en un charco de agua en el camino, cosas pequeñas que me llenan de emoción. Creo que me gusta contemplar la belleza reflejada por la luz, puedo decir que si algo me ha inspirado es la luz. Desde joven fotografiaba sin ninguna pretensión. Para mí era suficiente tomar fotos y luego revelar, eso me bastaba para sentir felicidad y orgullo de mi misma. A pesar de eso nunca pensé ser fotógrafa, el tiempo me dio la señal, ya grandecita le puse cabeza al asunto. Con el tiempo me di cuenta que todo surge desde la búsqueda, cualquiera que sea. Cuando encuentro algo que me gusta fotografiar siento que encuentro algo de mi misma, esos lugares, gentes y cosas que fotografío, de alguna manera son un reflejo de lo que soy y de lo que somos como personas.

VL: 2. ¿ Cómo surge el proyecto El Crucero?

MG: Empecé a visitar los lugares que me gustan y los fotografié. Como siempre era recurrente visitar ¨El Crucero¨ un día decidí fotografiarlo de verdad, es decir, no sólo porque me gustara y me recordara momentos precisos de mi niñez, sino pensado para hacer una serie que contara ¿qué es ese lugar? y ¿quiénes viven ahí? o al menos contar mi percepción del lugar; sus espacios, gentes,  estado emocional y toda la atmósfera especial que le envuelve. Y así lo he venido fotografiando por tres años, hasta que se convirtió en uno de mis proyectos más importantes. Es en todo este proceso donde cambió mi visión fotográfica por completa, ahora más reflexiva, menos impulsiva. Desde entonces esta visión me ha llevado a muchos lados y ahora camino con otra perspectiva hacia la fotografía.

VL: 3. Tú hablas de que estas fotografías ‘tienen densas dosis de abstracciones que reflejan al lugar como reflejos o fragmentos del recuerdo’ ¿Crees tú que estas fotografías han logrado representar el recuerdo tuyo de este lugar?

MG: Creo que sí, a pesar de que los recuerdos son vagos, imprecisos, vienen de poco a poco, a pedacitos -como los sueños- intento  que las fotos sean parecidas o que tengan esos pequeños fragmentos del  recuerdo, y es que no es algo difícil de hacer, el lugar no ha cambiado mucho desde que era niña, siguen las mismas edificaciones, hoteles, etc., está casi intacto, ir de visita al lugar es como revivir el recuerdo una y otra vez, que a la vez se convierte en el recuerdo del recuerdo, y es ahí donde sí se necesitan las dosis de abstracción para poderlos reflejar a través de mis fotografías.

El Crucero. @ Mayerling Garcia

VL: 4. ¿Habías trabajado anteriormente en base al recuerdo?

MG: No, con El Crucero es la primera vez que trabajo en base al recuerdo.

VL: 5. ¿Crees que exista tal cosa como un estilo latinoamericano en la fotografía?

MG: No creo que haya un estilo definido, es decir, no sé si creer en un ¨estilo latinoamericano en la fotografía¨, en todo caso creo en los nuevos lenguajes fotográficos que se vienen desarrollando, podemos hablar de referentes de la fotografía latinoamericana que tienen un dossierde trabajo con fundamento teórico, pero no estoy segura de un estilo en sí. Hay mucha gente haciendo cosas interesantes, mostrando su visión de las cosas. Sin embargo, en un país como Nicaragua –donde vivo- nos quedamos cortos, por ejemplo; necesitamos más fotógrafos que cuenten cosas de este país, que hablen de otra cosa que no sea sobre el subdesarrollo y temas parecidos, creo que de eso ya se sabe mucho, hay que ir más allá de los temas que siempre ofrecen los grandes medios y fracturar ese esquema que se sabe de Nicaragua y ofrecer un nuevo viaje imaginario de esta pequeña fracción del mundo. También creo que es importante que nos fotografiemos y mostremos eso que no se conoce de nosotros mismos, de cómo nos vemos y cómo nos identificamos, ya nos han fotografiado mucho pero desde una visión extranjera, pero sobre todo necesitamos hacer nuestra memoria fotográfica y apropiarnos de ella.

El Crucero. @ Mayerling Garcia

VL: 6. ¿Cómo se desarrollan tus proyectos de la idea a la práctica?

MG: No todos los proyectos surgen del mismo modo, en algunos tengo una idea bastante clara de lo que quiero y simplemente lo reflexiono y planteo; busco un tema o idea de  interés, indago, pienso  la técnica, el formato, etc. Todo está claro hasta llevarlo a la práctica y terminarlo. Luego hay otros con los que me quiebro la cabeza, le doy mucha vuelta al coco, empiezo con una idea sin saber cómo terminará, pero si con el palpito de que lo que estoy haciendo me genere mucho interés, reflexión, reflexión y reflexión y de esa manera avanzar hacia el proceso creativo y cuando éste se desarrolla te das cuenta que vas trazando el camino. Para mí, la reflexión, es el arma esencial para nosotros mismos como autores, a mí me gusta entender mi trabajo desde ahí. Otra cosa importante es el contenido, yo creo en el discurso de la fotografía pero con contenido y desde ese punto sigues hasta adquirir posibilidades estéticas y visuales. Eso sí, hay que tener en cuenta que plantearse una buena idea no quiere decir que vaya a tener éxito, hay variables que son necesarias para ello, como la estructura y plan de trabajo, limitaciones, la edición, post-producción y saber a quién va dirigido y para qué lo quieres, sino, puede que todo el esfuerzo se quede en un folder de tu laptop y duerma por buen tiempo.

VL: 7. ¿Alguna vez has pensado en combinar la fotografía con otro medio visual o de audio?

MG:Me interesa mucho el vídeo de la mano con la fotografía, creo que se acompañan bien y juntas dicen muchas cosas o las mismas cosas pero de forma distinta y esto sólo se puede ver desde una perspectiva positiva, porque enriquece las posibilidades de expresión.

El Crucero. @ Mayerling Garcia

VL: 8. ¿Cuál es el tema que más has desarrollado en tus proyectos fotográficos?

MG: Podría ser la nostalgia, en general me gusta pensar en las cosas de las que se nutre la nostalgia, el olvido, el amor, la lluvia, la poesía y todas esas cosas y sensaciones que la evocan.

VL: 9. ¿Actualmente te encuentras trabajando en un proyecto nuevo?

MG: Ahora mismo empecé una serie de fotografías de personas que visitan unas aguas termales o hervideros que se alojan en las orillas de un río, que a la vez  se une a uno de los lagos más grandes del país, y es que mucha gente llega ahí de forma rutinaria para sanar físicamente su cuerpo a través de estas aguas y esto tiene que ver con un proceso casi de reconstrucción, de cómo los cuerpos llegan a los límites y una vez allí quieren volver atrás, de esas marcas emotivas y físicas que los lleva a ese lugar, y de lo crudo y lo sublime de todo eso.El tema lo desarrollo a medida que encuentro personajes que se quieran fotografiar y contar un poco sobre su historia y experiencia.

El Crucero. @ Mayerling Garcia.

VL: 10. ¿Qué te gusta representar en tus proyectos fotográficos?

MG: Se relaciona un poco con lo que decía al inicio, mis proyectos hablan de la búsqueda, de lo sublime, la fuerza, la belleza, lo abstracto, la magia, del misterio, la fragilidad, la lejanía,  de la dualidad de las cosas que desaparecen pero que todavía tienen pulso.

Para ver más del trabajo de Mayerling, por favor visita su sitio web:

http://mayerling-garcia.tumblr.com/

Fotografía Latina

About the author

Adriana es Directora de Ventana Latina desde 2010.
Comments are closed.