Misión México: Jóvenes excepcionales para celebrar el Día internacional de la Mujer: María

Mar 11, 2014 Comments Off on Misión México: Jóvenes excepcionales para celebrar el Día internacional de la Mujer: María by

Misión México es un refugio con sede en Tapachula, Chiapas en México que fue establecido en 2001 con el propósito de proveer un hogar seguro, estable y lleno de amor para niños de diferentes edades que han sufrido abusos, que han sido abandonados o son huérfanos. Con entre 40 y 50 niños en permanencia, Misión México ha dado, a lo largo de más de una década de existencia, una segunda oportunidad a más de 250 niños en esta región de América Latina.

En el marco del Día Internacional de la Mujer, el equipo de Misión México nos ofrece una pequeña muestra de su invaluable trabajo a través de las experiencias de tres jóvenes que han tenido la fortuna de cruzar sus caminos con esta asociación. En esta ocasión les presentamos la experiencia de María.

Para celebrar el Día International de las Mujeres 2014, en Misión México decidimos entrevistar a tres excepcionales jóvenes mujeres de nuestra familia. Este año el tema es “inspirando el cambio” y ¡estas jovencitas ciertamente lo hacen!

Hasta ahora hemos hablado con Katherine y Dulce. Por último, pero no por eso menos importante, entrevistamos a María.

Si María fuera una integrante del grupo “Spice Girls”, ¡sería la chica deportista! María es una gran surfista y jugadora de futbol, y actualmente está estudiando danza. Su sueño es desarrollar su propio estudio de danza y ayudar a los niños a superar el trauma por medio del baile. Como todas las jovencitas en Misión México, es talentosa, inteligente y está muy motivada para aprovechar los cambios que ha vivido y convertirse en una joven muy exitosa.

María en un Concierto Navideño, 2014.

María en un Concierto Navideño, 2014.

Lo más sorprendente tras hablar con María es su gran determinación para “ser lo mejor que puedo ser en todo lo que haga”. Su actitud proactiva hacia la vida se refleja en su héroe, la surfista profesional Bethany Hamilton, quien perdió un brazo tras ser atacada por un tiburón. “Ella mostró a las mujeres que, incluso cuando perdemos una parte de nosotras, podemos hacer cosas maravillosas, y que merecemos ser tratadas igualmente” me dijo. 

María insiste en que las cosas deben cambiar para todas las mujeres del mundo: “Los hombres nos tratan como si valiéramos menos, pero no lo hacemos. Ser mujer en México es difícil”. Ciertamente habla de su experiencia. Su “femineidad” se le impuso desde muy pequeña. A los tres años su madre murió y a los cinco años su familia la forzó a vivir y ser esclava doméstica con un extraño después de que su abuelo trató de abusar sexualmente de ella. Pueden ver su historia en el documental de MTV titulado “Esclavos Invisibles”, donde ella cuenta la historia de “Cenicienta” que vivió como esclava doméstica, durmiendo en una lámina de cartón y siendo golpeada con un cable cuando no vendía suficiente en la calle. Su historia comienza en el minuto 8:07.

Afortunadamente, su vida cambio “completamente” cuando, a los ocho años, tuvo la valentía de escaparse de ese lugar y pidió ayuda a una mujer a la que le vendía mercancía. Una vez que creyeron su historia, la remitieron a los servicios sociales y eventualmente a Misión México, donde “tuve dos padres que me mostraron lo que es tener amor incondicional y tuve una gran familia para enseñarme lo que es estar unidos”. Esto cambió su vida; se enorgulleció de quien era.

 

María enseñando a otros a bailar en Misión México.

María enseñando a otros a bailar en Misión México.

Para María, el cambio necesita ocurrir en cada aspecto de la vida de una mujer y en cada lugar del mundo – las mujeres necesitan mayor acceso a la educación, a los trabajos, al poder político y tal vez de manera más importante, a la esperanza,  la seguridad y la aceptación. Cuando le pedí que diera un consejo a otras jovencitas del mundo, me dijo: “Las cosas tienen que cambiar para que todas las mujeres en todos lados puedan sentirse orgullosas de quien son y para que no tengan miedo de ser mujeres. Necesitan ser quienes realmente son, ser lo mejor que pueden ser y nunca darse por vencidas”.

En el Día Internacional de las Mujeres, frecuentemente celebramos cómo iniciativas concretas para el desarrollo como programas educacionales, iniciativas para la salud materna y proyectos de micro finanzas cambian las vidas de las mujeres y de sus comunidades. Estas iniciativas son fáciles de probar. Lo que es más difícil de entender, pero es igualmente importante, es cómo intervenciones más “suaves” como proveer a una niña con una comunidad, seguridad y amor pueden cambiar su vida de forma incalculable.

María surfeando y concentrándose

María surfeando y concentrándose

Noticias

About the author

Adriana es Directora de Ventana Latina desde 2010.
Comments are closed.