Entrevista a Fernando Iwasaki, “El humor es una forma de estar en el mundo; de contemplarlo, interpretarlo y explicarlo”

Apr 01, 2014 Comments Off on Entrevista a Fernando Iwasaki, “El humor es una forma de estar en el mundo; de contemplarlo, interpretarlo y explicarlo” by

Por Marisel Mendoza

Fernando Iwasaki (Lima, 1961) es un notable escritor peruano, narrador, ensayista, crítico e historiador; un hombre versátil que se puede descubrir en su polifacética obra. Ha escrito cuentos, artículos, ensayos y novelas que han sido reconocidas por la crítica especializada.

De orígenes multiculturales, siendo Perú el país donde nació y se formó, España el lugar donde reside, y Extremo Oriente el origen de su abuelo.

El  sentido del humor está presente en su obra desde distintas perspectivas, con ironía, sarcasmo sutil, originalidad y reflexión. Entre sus publicaciones donde esta óptica está latente, destacan “Libro de mal amor” (2001); Las novelas Neguijón (2005); “Ajuar funerario” (2004); Helarte de amar” (2006) e “Inquisiciones Peruanas” (2007), así como el ensayo “El Descubrimiento de España” (1996). Y, entre sus publicaciones más recientes “Una declaración de humor“, que reúne sus crónicas y que fuese galardonada con el premio “Bodegas Olarra & Café Bretón” (España).

Resguardando la calidad de un escritor de primera línea, sus relatos están narrados de manera original, son diferentes y divertidos.

Fernando Iwasaki conversó con Ventana Latina, y aquí los invitamos a conocer más sobre este extraordinario escritor, considerado uno de los nombres más prestigiosos en la narrativa latinoamericana actual.

Ventana Latina: ¿Cuál es el punto de partida de tu literatura?

Fernando Iwasaki: Los únicos que conozco: la propia vida y la lectura. Ergo, no me interesan como punto de partida ni el cine, ni la televisión, ni las redes sociales, ni los medios de comunicación. No soy nada «integrado» y más bien del todo «apocalíptico».

VL: ¿Reivindicas la idea de que la única forma de escribir que conoces es desde el humor?

FI: No, de ninguna manera. El humor es una mirada o un cristal a través del cual puedes contemplar la realidad, pero no es un estilo ni una técnica. Un humorista literario no es un guionista de monólogos de televisión. Chesterton, Russell y Thackeray fueron maravillosos humoristas literarios, pero lo demostraron desde el ensayo, la novela y la crítica. Jamás contando chistes.

VL: ¿Presentas a través del humor una visión de la realidad?, ¿desde qué perspectivas está presente el humor en tu obra literaria?

FI: El humor es una forma de estar en el mundo y por lo tanto de contemplarlo, interpretarlo y explicarlo. Así, a mí me ha interesado contemplar ciertos temas que no suelen abordarse de forma risueña, tales como el desamor, el dolor físico, el erotismo, el horror o la represión. De ahí salieron “Libro de mal amor”, “Neguijón”, “Ajuar funerario” e “Inquisiciones Peruanas”, respectivamente.

VL: ¿Es el humor para ti una forma de actitud ante la vida, un esfuerzo para evitar la tragedia?

FI: Bueno, la tragedia existe y no la podemos evitar. Si todo sale bien, mis hijos me sobrevivirán; pero la vida supone presenciar la muerte de tus padres, tus amigos y tus hermanos, así como padecer enfermedades, deterioros físicos y ruinas económicas. Como se puede apreciar, sólo soy un pesimista que quiere que todo salga bien.

Del mal de amor al buen humor

En “Libro de mal amor”, Iwasaki se ríe de sí mismo convirtiendo el mal de amor en buen humor, siendo considerada una obra bastante peculiar donde narra detalladamente y de manera algo sarcástica sus continuos fracasos amorosos.  Humor autocrítico que se relacionaría con los amores no correspondientes y no desde el amor no correspondido.

VL: Una de tus novelas, “Libro de mal amor”, reúne diez de tus fracasos amorosos personales, del que se desprende la idea de que “a falta de éxito amoroso, bueno es el fracaso humoroso, pues el mal amor es garantía de buen humor”, ¿a qué te refieres puntualmente con esta idea?

FI: Quiero hacer hincapié en que he tenido mucho más de diez fracasos amorosos y que en ese libro sólo he querido novelar los más espectaculares, pero no hay que ser presumido. En español, «amor» y «humor» suenan casi igual que «love» y «laugh» en inglés, y seguro que por eso es muy sencillo hacer el ridículo por amor. Yo he hecho tantos papelones por amor, que los encuaderné y me salió una novela donde pude reírme de mí mismo. Así convertí el mal amor en buen humor.

VL: ¿Consideras que el humor es escaso en las relaciones humanas en general y particularmente en las parejas?

FI: No, para nada. De hecho hay personas que no tienen sentido del humor y son muy felices junto a alguien que sí lo tiene, de la misma forma que una pareja donde ambos tienen sentido del humor no tiene la felicidad garantizada. Por otro lado, tener sentido del humor no nos hace ni mejores ni peores que nadie. Ahora bien, mi madre siempre me ha recomendado ser amable, risueño y divertido, porque “si encima de feo eres antipático, enfadoso y aburrido, te va a aguantar tu abuela”.

VL: A través de distintos géneros abordas, también, desde la óptica del humor, otras temáticas, por ejemplo, en los cuentos de “Inquisiciones peruanas” y en el ensayo “El Descubrimiento de España”.

FI: Chesterton decía que el ensayo era el territorio de la broma y Bertrand Russell quería que jamás lo recordemos solemne. Ambos fueron maravillosos ensayistas y a mí me encantaría que mis ensayos tuvieran ese punto de irreverencia y desenvoltura. Por eso no he renunciado al humor en “El Descubrimiento de España” (1996) y su secuela “Republicanos” (2008). Y con respecto a los cuentos, tres cuartos de lo mismo.

VL: ¿Cuáles son tus proyectos actuales?, ¿estás trabajando en una nueva obra literaria?

FI: Para mí son igual de importantes los títulos de ficción que los de no ficción. Y aunque ahora no tengo tiempo suficiente para escribir ficción, en cambio no dejo de escribir ensayos, artículos, crónicas y conferencias que luego compilo en libros que considero unitarios porque participan de temas coherentes entre sí, como la crítica, la lengua, los viajes o las librerías. Seré un jubilado que escriba y sólo entonces terminaré las últimas dos novelas que me quedan por escribir. Luego, todo lo demás será no ficción. Por decirlo en términos musicales, quiero terminar con mi discografía para dedicarme solamente a dar conciertos en vivo.

Para conocer más sobre Fernando Iwasaki visita:

http://www.fernandoiwasaki.com

http://www.cervantesvirtual.com/portales/fernando_iwasaki/

 

Especial Humor en Latinoamérica, La entrevista

About the author

The author didnt add any Information to his profile yet
Comments are closed.