Tamsin Clarke da vida a Manuelita

Jul 01, 2014 Comments Off on Tamsin Clarke da vida a Manuelita by

La obra de teatro sobre Manuela Sáenz, la revolucionaría, la feminista y la amante de Simón Bolívar, está llena de fuerza, de humor y de leyenda. No se trata de una aburrida rememoración de un pasaje histórico, es la exaltación de la pasión, de la fuerza de una mujer que cambió el destino de todo un continente. Para la confección del personaje, Tamsin (hija de un inglés y una venezolana), viajó por aquellos lugares que fueron importantes en la vida de Manuelita, descubriendo historias olvidadas, desmontando mitos y ensalzando la figura de esta mujer tan controvertida todavía hoy. Esta obra fue la ganadora en el concurso Scratch, de CASA Latin American Theatre Festival 2013 y será representada en el festival de Edimburgo en agosto y en Londres en octubre. Además, estará acompañada en escena por Camilo Menjura, músico del año en los premios Lukas.

Ventana Latina: Manuela Sáenz es un personaje de mucha importancia en la historia de Latinoamérica y tal vez poco conocida en Europa, ¿cómo surgió la idea de llevar a escena su historia?

Tamsin Clarke: La primera vez que yo escuché sobre Manuelita fue leyendo el periódico. En un artículo titulado Holy of Americas, se hablaba sobre la amante de Simón Bolívar. Yo ya sabía que él tenía muchas amantes pero hubo una que al parecer fue la más importante y decisiva: Manuela Sáenz. El gobierno de Venezuela estaba llevando los restos simbólicos de Manuelita a Caracas para enterrarlos al lado de Simón Bolívar. Eso me interesó mucho, así que estuve buscando historias sobre Manuelita pero no encontré casi nada. Pensé que sería interesante como tema para una obra, daba mucho para la imaginación, así que me puse a investigar.

VL: Cuéntanos cómo fue el proceso de creación del personaje y cómo conseguiste profundizar en su figura.

TC: Decidí irme sola a buscarla a Latinoamérica. Fui a Venezuela, Ecuador y Perú, intentando conocer la verdadera historia, pisando el suelo que ella pisó. Me sucedieron cosas muy curiosas. Por ejemplo, en Quito hay un museo que lo lleva una señora, la cual me contó una historia de Manuela que contrastaba mucho con los datos que yo tenía. Le expliqué alguna de la información que yo había sacado de los libros y ella me lo negó todo rotundamente. Fue muy gracioso porque cada cual tiene su propia historia de Manuelita y todas y ninguna es la verdadera. Así que decidí aprovechar incluso esas contradicciones, las bromas y los chismes que circulan alrededor de su figura para que Manuelita pueda desmentir, corroborar o simplemente dejarnos con el enigma durante la obra.

VL: Manuelita ganó el primer premio del CASA Latin American Theatre Festival, ¿cómo fue la acogida del público?

TC: Cuando decidí presentarla al festival de teatro de CASA, en un primer momento no me aceptaron. Me dijeron que la idea todavía no estaba muy definida. Seguí trabajando y después de dos años, pude presentar quince minutos de mi pieza y me salió bien. Logré ganar el primer premio, el público fue muy lindo y yo no lo esperaba. Hasta entonces no había tenido director y lo había estado ensayando sola frente a la pared, no tenía ni idea de cómo le iba a caer al público, qué partes eran graciosas ni cuál sería la acogida. Finalmente fue una sorpresa y un placer que le gustara tanto a la gente que acudió a Rich Mix en el este de Londres, uno de los teatros donde se celebró el festival.

VL: ¿Cómo afectó ese premio a la obra?