Tottenham Hale Latino

Oct 01, 2014 Comments Off on Tottenham Hale Latino by

Por Lucía Nieto Maestre

Tottenham Hale Latino

Fotografía de Lucía Nieto Maestre

Las calles de Tottenham Hale hasta Seven Sisters, situadas en el norte de Londres, rebosan de vitalidad, colores, aromas, diferentes idiomas y diversas culturas. Entre ellas, la comunidad latinoamericana ha ido creando paulatinamente su espacio en el barrio hasta el punto en el que el español, la música latina y los olores particulares de la comida latinoamericana predominan en la zona. Los mercados de Seven Sisters y Tottenham Hale, por y para latinos, subrayan la marcada identidad latina del barrio.

Una identidad cultural que los latinos del norte de Londres saben mantener con férrea determinación.

Quizás por la propia característica multicultural de la capital inglesa,  acostumbrada a siglos de inmigración o por la inevitable nostalgia y añoranza de la cultura del inmigrante, los latinoamericanos de Tottenham Hale han creado una comunidad que parece estar protegida contra los choques culturales y que no para de crecer como consecuencia de la crisis económica española.

Una comunidad, que salta a la vista, al oído y al olfato pero que sigue invisible ante el reconocimiento oficial y las ayudas sociales.

Fotografía de Lucía Maestre

Fotografía de Lucía Nieto Maestre

“La comunidad invisible” de Londres

Tottenham Hale y Seven Sisters están situados en el municipio de Haringey en el norte de Londres. Conectado con el centro de la ciudad en tan solo veinte minutos  a través de la red de metro, el norte de Londres representa la variedad cultural que ha dado fama a la capital británica.

Tottenham Hale cuenta con una población de 115,965 habitantes según el último censo de 2011, compuesta por una mayoría afro-caribeña y latinoamericana así como por otras nacionales como turcos, somalís, albanos, kurdos y congoleses.

Carolina Velasques, coordinadora de LAWRS (el servicio por los derechos de las mujeres latinoamericanas) y Mujeres Norte (organización del norte de Londres por los derechos de las mujeres latinoamericanas), cuyo objetivo es vincular la comunidad local con los servicios locales,  afirma que sin embargo el 7% de la población en esta área no está actualizada porque “ha crecido mucho después de la inmigración a causa de la crisis económica española” en los últimos tres años.

Si la inmigración latinoamericana data de los años setenta siendo esta en su mayoría una inmigración política por las inestabilidades de los gobiernos de la época, en los últimos años se ha producido una importante inmigración económica, especialmente significativa en los inmigrantes latinoamericanos que inmigraron primero a España.

Según el censo de 2011 la mayor comunidad latinoamericana presente en Londres es la brasileña, no obstante en Tottenham Hale y Seven Sisters, la comunidad colombiana marca la identidad y la vitalidad del barrio.

La comunidad latina del norte se enfrenta a dos principales desafíos: mejorar el acceso a la salud  y que la presencia latinoamericana en el norte de Londres sea reconocida oficialmente por el ayuntamiento de Londres y por lo tanto disponga de ayudas para su integración.

“Si en el sur de Londres (el otro barrio latino de Londres situado en Elephant & Castle) el principal objetivo era mejorar el acceso a la educación de los latinoamericanos, en el norte el principal problema es el acceso a la salud ya que no disponen de servicios de interpretación”, afirma Carolina.

Fotografía de Lucía Maestre

Fotografía de Lucía Nieto Maestre

Mujeres Norte es la asociación creada para las mujeres latinoamericanas del norte de Londres con el fin de facilitar su integración ya que según señala Carolina “la comunidad latinoamericana perpetúa los esquemas machistas y es la mujer la que lleva la carga más pesada”.

A través de actividades como clases de inglés semanales gratuitas o talleres temáticos, el grupo Mujeres Norte trata de preparar la comunidad latina, “una comunidad bastante pasiva” que sin el dominio del inglés “tiene dificultades para contar sus problemas”.

“La mentalidad colombiana es de negocio, no hay recursos, no hay preparación financiera, no hay visión de negocios” señala Carolina, “no han sabido vender su cultura, los latinos llevan desde los años setenta superando estereotipos sobre la droga y la hipersexualidad de las mujeres”.

El mercado Pueblito Paisa, situado a la salida del metro de Seven Sisters y creado en 2001, junto con el mercado latino, más pequeño en tamaño, en Tottenham Hale, marcan los puntos estratégicos de encuentro para la comunidad latina del barrio. Carnicerías, restaurantes, tiendas de ropa, peluquerías o tiendas de comestibles latinos son ejemplos de los comercios que abundan en la zona destinados para la comunidad latinoamericana. Una comunidad trabajadora que dedica mucho empeño y horas a sus negocios. Pero una comunidad muy vulnerable también ya que la mayoría trabaja en horas antisociales y se encierran en un círculo vicioso. “El sector donde trabajan no les permite aprender inglés y está mal pagado”, señala Carolina.

Pese a tratarse, en su mayoría, de una comunidad joven y con un nivel medio de educación que cuenta con una gran tasa de empleo en Londres (del 85% según el único estudio elaborado hasta ahora sobre la comunidad latina en Londres: No Longer Invisible), los latinoamericanos sufren una importante pérdida de estatus laboral al emigrar a Londres. En base  a los datos del estudio, el 70% de los latinoamericanos de Londres trabajan en empleos de baja remuneración como son los sectores de limpieza, catering y hostelería.

La falta del dominio del inglés, junto con la falta de apoyo por parte de las administraciones inglesas, son las principales claves de los problemas a los que se enfrenta la comunidad latina del norte de Londres, una comunidad en la que el sentimiento de pertenecer a un grupo, así como el papel de la iglesia, juegan un rol fundamental para su bienestar frente a las adversidades.

Los choques culturales son inevitables. Frente a la sociedad individualista inglesa, la comunidad latinoamericana mantiene una cultura familiar identificada con las costumbres y con su comida. Y es quizás por la misma fuerza antagónica cultural, que esa comunidad mantiene una fuerte identidad cultural, sobreexpuesta en la sociedad inglesa a base de estereotipos que han fomentado sin duda el arraigo de los prejuicios internos y externos.

Aún así,  la comunidad latinoamericana de Londres sigue creciendo raudamente como consecuencia de la crisis económica ibérica. Y es que España ha sido un país que ha albergado durante los últimos años una gran ola inmigratoria procedente de Latinoamérica  y más recientemente, un gran éxodo de la inmigración debido a los recortes y ajustes causados por la crisis en la que está sumida.

Fotografía de Lucía Maestre

Fotografía de Lucía Nieto Maestre

La inmigración latina no es reciente ni novedosa, de la misma manera que tampoco lo es hoy en día ningún tipo de inmigración europea de índole económica.

Sin embargo el arraigo de su identidad cultural en Inglaterra contrasta de sobremanera con la mimetización cultural que los inmigrantes latinoamericanos vivían más a menudo en España.

Si bien, mantener los lazos culturales y una identidad en el extranjero es un requisito fundamental para una adecuada integración, la indiferencia por parte de las autoridades juega a menudo un rol más fuerte en las dificultades de integración que la propia marginación grupal como causa de exclusión.

Mientras tanto, en un panorama de continuos flujos migratorios e inestabilidad política, económica y social una de las pocas riquezas que tenemos aseguradas es la celebración de nuestras características culturales. Y la construcción de una identidad marcada pero adaptable es sin duda  una de las armas más poderosas ante las adversidades actuales.

 

La revista, Voces latinas

About the author

Adriana es Directora de Ventana Latina desde 2010.
Comments are closed.