Jorge Drexler hipnotiza Londres con sus bailes y cumbia que trae desde Colombia

Apr 27, 2015 Comments Off on Jorge Drexler hipnotiza Londres con sus bailes y cumbia que trae desde Colombia by

 

La Línea – Como No
Del 21 al 30 de Abril 2015
Diferentes salas, Londres

 

Por Lucía Nieto Maestre


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La Línea, el festival de música latinoamericana de Londres, abrió su edición número quince el pasado martes 21 de abril, con la actuación del aclamado cantautor uruguayo Jorge Drexler.

 

Arropado por la belleza de la sala Union Chapel, una iglesia de estilo victoriano gótico, Jorge Drexler conquistó la audiencia con un concierto donde su carisma y voz acompañado de bailes y su constante interacción con el público lograron crear una noche mágica.

Drexler, de cincuenta años, demostró su curtida carrera musical sobre el escenario, tocando canciones de su nuevo álbum Bailar en la cueva (2014).

Ritmos pegadizos, con sabor colombiano, que se entremezclaron con canciones más antiguas de poéticas letras en las que la voz del cantante uruguayo transportaban al espectador a un estado de trance.

 

Bailar en la cueva, el último álbum del uruguayo afincado en España, fue grabado en Colombia donde colaboraron artistas locales como el ilustrador  Mateo Rivano, la banda Bomba Estéreo y el DJ Quantic, entre otros. Como mencionó el propio Drexler “se fue a grabar el disco a Colombia y se llenó el disco de cumbia”.

Un álbum, coproducido por Mario Galeano que genera movimiento, ganas de bailar. Esas mismas ganas que demostró el público durante el concierto, levántandose de las bancas de iglesia y dejándose llevar por la voz de Drexler junto a la batería del bilbaíno Borja Barrueta y el contrabajo del canario Martin Leiton.

 

Y es que hasta el escenario enamoraba la vista. Una máquina de humo añadía un toque incluso más místico a ese escenario creado delante del altar de la iglesia, justo debajo de una exuberante vidriera en forma de flor por la que se colaban los últimos rayos del atardecer.

Emoción y belleza transmitieron las canciones del artista, que publicó su primer álbum “La luz que sabe robar” en 1992 y desde entonces no ha parado. Ganador del primer Oscar a cancion de habla no inglesa por Al otro lado del río y de dos Grammys for su último álbum, Jorge Drexler se caracteriza por fusionar diferentes estilos latinoamericanos como el candombe, la murga, la milonga junto con el pop,jazz, electrónica e incluso bossa nova.

 

Un concierto lleno de belleza sobre todo por su voz que se proyectaba a cada rincón gracias a la potente acústica de la sala, que llevó incluso al cantante a pedir al público que evitara dar palmas durante las canciones ya que se creaba un ruido ensordecedor.

Las castañuelas tomaron el revelo, junto a los coros del público e incluso silbidos que acompañaron conocidos y alardeados temas de Drexler como Guitarra y Vos, Los transeúntes, Transporte, Polvo de estrella  y  Deseo, entre otras.

Canciones cargadas de musicalidad y poesía, canciones hipnóticas, casi como una nana que acunaba una sala llena de personas de mayoría hispano-hablante, que tarareaban, cantaban y soñaban con Drexler mientras interpretaba con tan solo contrabajo de fondo y palmas Caí creo que cai, dedicada a Cadiz “que tiene el carnaval más bonito de Espana” o Aquellos tiempos, con ritmo de candombe, en mención al año 83 uruguayo, cuando empezó a estudiar medicina a la vez que la apertura politica de su país tras la dictadura empezó a florecer.

 

Pero sin duda una de las sorpresas de la noche fueron los bailes de Drexler, aunque tímidos al principio, se fueron soltando poco a poco hasta el punto de ejecutar una graciosa coreografía al ritmo de las palmas del público hambriento de más canciones.

Sin embargo, los bailes no fueron la única sorpresa de la noche, ya que la potente voz de Jacobo Serra, un jóven español que teloneó el concierto, dejó una huella en el público.

En acústico, tan sólo con su guitarra o ukelele y con canciones en inglés, Serra se atrevió incluso a hacer un dueto con Drexler cantando la canción “Soledad”.

 

Y es que como dijo Drexler, “a este sitio se viene a cantar”. Y cantó un set completo que también incluyó la canción que le valió el Oscar, Al otro lado del Río, y a capella, por seguir la tradición. Entre otras tantas que se añadieron con dos encore al final del concierto, como Bolivia, canción de su nuevo álbum que trata sobre cómo Bolivia fue el único país que dio asilo durante la segunda guerra mundial, hecho con el que el cantautor aprovechó para recordar al público como miles de africanos “que esperan también cruzar nuestras fronteras” perecen en el mar hoy en día.

Un gran concierto. Para finalmente acabar todos juntos, espacio, público y música compartiéndo “el punto ciego de la pena” con la canción La Luna de Rasqui.

Una canción en honor a la playa del caribe venezolano donde en “conexión con el cosmos”, Jorge Drexler tuvo la sensación de que la luna le hablaba para decirle que en el punto donde estaba la pena no le llegaba.

Y así acabó la noche, como Drexler describió: “Esta noche aqui hemos generado un nuevo punto ciego de la pena, aqui donde la gente venía buscando sosiego”.

 

 

El festival La Línea continuará hasta el próximo jueves 30 de abril con las actuaciones de Buika y Ana Tijoux.

 

Para más información, visite http://www.comono.co.uk/la-linea/

Abril

About the author

Adriana es Directora de Ventana Latina desde 2010.
Comments are closed.