Reseña: ‘Severina’, por Rodrigo Rey Rosa, 2011

Apr 11, 2016 Comments Off on Reseña: ‘Severina’, por Rodrigo Rey Rosa, 2011 by

 

‘Severina’,  por Rodrigo Rey Rosa, 2011. Alfaguara: México.

ISBN: 978-607-11-1135-7

Por Beckie Irons

 Severina es sin duda una novela encantadora que entrelaza una infatuación con la palabra escrita con la de una mujer. Para mí, siendo un amante de todas las librerías, pero en particular con los que vendan ediciones viejos y polvorientos este libro sobre los libros y los amantes del libro fue especialmente bien recibido. Sin embargo para llamarlo una historia de amor en el sentido tradicional no captura adecuadamente el sentido del libro- hay amor (o tal vez solo hay lujuria) pero corresponde a una red de caracteres que incluye hasta los libros mismos en vez de entre solo un hombre y una mujer.

La trama sigue a un vendedor de libros, y como él se enamora de una hermosa ladrona joven (‘Severina’) que está robando volúmenes de su librería en Guatemala (aunque se podría establecer en casi cualquier lugar). El permite que ella lo haga a la vez toma nota de los títulos de los libros robados en un intento de realizar una mejor comprension de ella, hasta que sea capa de introducirse a ella en persona. Su obsesión con Severina resulte que la sigue a su casa, y más tarde la sigue hasta el aeropuerto y celosamente nota su compañero de viaje, a pesar de que no haga contacto con ella personalmente a través de los encuentros de poesía mensuales que se realizan en la librería. A medida que su relación se desarrolla y los sentimientos que la protagonista tiene para Severina se intensifican, la historia de su vida y el papel que los libros toman en su vida convierte en una verdadera obsesión para el joven amante. Se podría argumentar que el libro tiene comparación con ‘El Túnel’ (1948), escrito por Ernesto Sábato, en el sentido de amar a distancia y sin una comprensión completa de la persona a que destiñe los sentimientos y también de la intriga y sospecha en los historias (y quizás la intensificación de las emociones y la frustración que el amor puede traer).

Poco a poco aprendemos que Severina vive con un hombre que ella se refiere como su abuelo- Otto Blanco- aunque nos queda alguna duda de eso cuando un amigo del protagonista- Ahmed- bromea que están casados. Severina es un carácter confuso que usa múltiples acentos e identidades con el fin de seguir siendo difícil de alcanzar, y por tanto nunca podemos estar seguros de su relación exacta con Otto. De cualquier manera el sufre una trombosis cerebral y muere. Ya sea de forma natural o por la mano de Severina no podemos estar seguros. Ninguno de ellos están en posesión de documentación oficial y entonces el vendedor de libros y Severina le entierran a Otto en el desierto para evitar explicaciones acerca de su identidad (o su falta de). La única certeza en esta novela viene de la lista de libros robados que el protagonista mantiene después de la primera vez que se fija en Severina. Se examina la lista de volúmenes para intentar descubrir el secreto detrás de la mujer. Al final del libro aprendemos una conexión literaria interesante entre la vida ladrona de Severina y la biblioteca del escritor famoso Jorge Luis Borges en Buenos Aires (lo dejaré como una sorpresa por los que quisieran leer el libro). Aun así, el lector es dejado perplejo en referencia a la importancia de los libros en la lista hasta el fin.

Sin embargo, la novela es a la vez fácil de leer y absorberse. Deja una gran cantidad de huecos para que el lector pueda seguir los pasos de sí mismos. Severina es u libro muy recomendable y no pasaría mucho tiempo para poder leerlo (que está a solo 104 páginas). El tiempo dedicado a la contemplación de los acontecimientos sin duda dar el lector de entretenimiento más allá del final del libro.

Una observación más seria que mientras que Rodrigo Rey Rosa coloca la historia en Guatemala hay pocas referencias culturales al país. En su lugar se nos presenta con más referencias al Magreb y el otro librero Ahmed proporciona referencias culturales a Marruecos y de los berbers. Como Rey Rosa mismo ha emigrado a Marruecos se podrían ver sus intentos de integrar su propia cultura con la de su nación adoptiva. Hubiera sido interesante para un lector no familiarizado con Guatemala ver el país brillar un poco más a través de la narrativa.

 

 

Club del libro, Inicio, La revista

About the author

Adriana es Directora de Ventana Latina desde 2010.
Comments are closed.