Entrevista a Adriana Maldonado, Fundadora de Ventana Latina

Oct 22, 2016 Comments Off on Entrevista a Adriana Maldonado, Fundadora de Ventana Latina by

 

Por Carolina Navarrete.

Ventana Latina (VL) comienza una nueva etapa en su vida editorial y por ello ha decidido iniciarla con una entrevista a su fundadora Adriana Maldonado quien, lamentablemente para todo el equipo de VL y lectores, cesa sus funciones de editora para consagrarse por completo a otra de sus pasiones: la enseñanza de yoga.

En este espacio de escritura intentaremos conocer con mayor profundidad a quien fuera nuestra editora por más de cinco años, quien supo motivar a un equipo de voluntarios, itinerantes y diversos que siguieron su pasión por las letras, las artes y la comunicación. Sus palabras tranquilas y cálidas nos permitieron adentrarnos en el alma de VL.

Adriana Maldonado, boliviana, Licenciada en Administración Turística, Magíster en Desarrollo por Kings College, trilingüe, madre de tres hijos, vehemente, creativa y por sobre todo comprometida con la cultura latinoamericana quiso reunir y compartir las múltiples actividades culturales que se estaban desarrollando por latinoamericanos en el Reino Unido y establecer una plataforma cultural online desde la diáspora. Así funda en 2010 Ventana Latina, uno de los proyectos más exitosos de Latin American House.

Ventana Latina (VL): Primero que todo, nos gustaría que nos contaras un poco cómo llegaste a LAH, ¿qué te motivó a integrarte a la organización?, y ¿cuáles fueron tus contribuciones en la misma durante todos estos años?

Adriana  Maldonado (AM): Llegué a la Casa Latina porque estaba buscando hacer un voluntariado que tuviera relación con mi cultura, con mi lengua. Comencé participando en la parte administrativa del proyecto de Outreach, que consistía en ir a visitar clientes con el propósito de hacerles compañía o también para ayudarles en diferentes trámites o gestiones, como por ejemplo llevarlos a visitas médicas. El entonces director de ese proyecto me pidió que hiciera un boletín informativo para clientes con diversas noticias relacionadas con la comunidad latinoamericana en el Reino Unido. Esa propuesta me motivó muchísimo porque yo, además de estudiar en la Universidad fui bailarina por muchos años, entonces estuve rodeada de artistas, de músicos, escritores. Me entusiasmó el volver al ambiente cultural, y emprender en la lectura, la escritura, y la palabra. El proyecto implicó total autonomía y libertad. Era una verdadera invitación para hacer algo nuevo y a mí manera. Había dejado de trabajar y el proceso coincidió con mi segundo embarazo. No tenía más compromisos que el de cuidar de mi hija pequeña, el embarazo y trabajar en la revista. Le dediqué todo el tiempo libre que tenía en ese momento a la confección de este boletín, el cual ya en el segundo número lo llamamos Ventana Latina.

Una vez que el proyecto de Outreach se terminó, decidí continuar con el proyecto cultural. Soy una persona muy inquieta, y solo pasaron algunos meses para que el proyecto mutara desde su génesis hasta lo que es hoy.

En ese entonces se presentó un estudio de Queen Mary University sobre la comunidad latinoamericana en el Reino Unido. Particularmente después de la crisis financiera en el 2008, hubo una fuerte inmigración de latinos y de españoles al Reino Unido, sobre todo hacia la capital.  Con el crecimiento de la comunidad, ¡que se estimó entonces fue de hasta un 600% en un plazo de solo 5 años!, debieron venir los soportes sociales, de educación, salud y cultura. El tema de la identidad en la diáspora fue algo que se fue perfilando y entonces VL tenía mucho más sentido en ese contexto.

Había mucha gente que estaba desarrollando trabajos básicos, como por ejemplo de limpieza en oficinas, pero que en realidad eran profesionales, escritores, actores, pintores o artistas. Entonces, nos escribieron varias personas interesadas en publicar sus textos o en que escribiéramos sobre sus trabajos, sobre su arte, y otros que deseaban colaborar con artículos o en la parte de gestión del proyecto; para ellos la idea de participar en una revista cultural era de cierta manera volver a sus pasiones. Además de ofrecer la plataforma online, VL fue y es un espacio donde desarrollar habilidades relacionadas a una revista. Muchos de nuestros voluntarios consiguieron trabajos en el campo de lo que realmente querían hacer gracias a su paso por Ventana Latina. Estuve contenta de apoyar aplicaciones a maestrías, llenar formularios de referencia para trabajos y otros trámites para ayudarlos.

Mi compromiso con la revista y la Casa Latina fue muy grande, en los últimos años también fui parte del Comité Administrativo de la organización, e incluso por un corto tiempo llegué a ser la Presidenta del mismo. Finalmente, en la actualidad continúo contribuyendo con la Casa Latina donde enseño yoga a la comunidad latinoamericana y local, todos los lunes a las 12:30pm.

VL: Comentas que el proyecto inicial de la newsletter mutó rápidamente en lo que es ahora Ventana Latina. Pero ¿cuáles crees que fueron los factores que permitieron este rápido desarrollo?

AM: En la época no había una revista que recogiera el trabajo de los artistas latinoamericanos hecho desde el Reino Unido, no existía ninguna plataforma que los visibilizara, entonces el proyecto en realidad llegó y se fue formando un poco por sí solo, a partir de esta necesidad y del talento y aporte de escritores y artistas que se fueron integrando. Al mismo tiempo comencé a participar en diversos eventos en las embajadas y a intentar cubrir lo más posible la creación de la diáspora latinoamericana aquí. En este momento me di cuenta que necesitaba un equipo porque el trabajo era demasiado. La primera persona que llegó fue Tania Farías, que ha sido mi mano derecha hasta ahora.

VL: Uno de los grandes aciertos de Ventana Latina es que es única. Su línea editorial aborda temáticas poco exploradas en otras revistas latinoamericanas publicadas en Reino Unido, ¿cómo llegaste a descubrir esta necesidad en el espacio editorial? ¿qué otras carencias editoriales pudiste constatar?

AM: Como te comentaba anteriormente, en la medida en que fuimos desarrollando el proyecto, fuimos constatando la enorme necesidad de cubrir las diferentes manifestaciones artísticas de latinoamericanos y la inexistencia de un medio de comunicación serio que las cubriera, presentara, criticara, etc. Esta carencia se da en una capital mundial donde se presentan los mejores artistas, directores, escritores, etc. Este último aspecto hizo que nuestro trabajo  fuera más fácil porque todo estaba ocurriendo aquí, solo teníamos que ir a ver los espectáculos, presentaciones, lecturas, y era fácil acercarse a los artistas o autores sin mayores obstáculos, conseguir entrevistas exclusivas e incluso pedirles contribuciones propias, a veces inéditas. Por otro lado, los distribuidores de películas, de libros, espectáculos que no sabían a quien contactar para promocionar sus eventos, comenzaron a acercarse a nosotros, pues nuestra página en los buscadores de internet se encuentra fácilmente. Las invitaciones y los aportes no demoraron mucho en hacerse presentes. Estábamos invitados a todo, pero fue un problema el no tener un presupuesto para ser capaces de cubrir esta demanda.

VL: ¿Cómo llegaste a formar un equipo y luego a consolidarlo?

AM:   En primer lugar, trabajar con colaboradores voluntarios es fantástico pues tienes a personas que de verdad quieren hacer ese trabajo por placer. Pero al mismo tiempo puede imponer dificultades porque usualmente las personas no pueden comprometerse por mucho tiempo, ya sea porque deben regresar a sus países, encontraron un trabajo de tiempo completo o comenzaron estudios. Generar algo sólido en un corto plazo es difícil, lo que es normal cuando se trata de un trabajo no remunerado. Tuvimos muchos equipos, y mucha gente capaz, apasionada y comprometida, algunos por varios meses y otros por años. Por eso hicimos cosas tan lindas porque pudimos contar con “cabezas” críticas y motivadas por su trabajo.

A raíz de este movimiento o flujo de gente diversa fueron surgiendo las diferentes secciones que dieron vida a VL. Intentamos cubrir todos los aspectos de la sociedad y de la cultura. Así tenemos por ejemplo la sección Palabras que cubre poesía y literatura; Mi Historia en la cual una persona nos cuenta su historia de vida y de inmigración. Voces latinas donde mostramos diferentes proyectos latinoamericanos y Perfiles que se centra sobre todo en los artistas que viven en la comunidad.

Nuestra intención no era desarrollar en profundidad un tema o una sección, sino más bien dar acceso a una lectura rápida sobre varios aspectos sociales y culturales. La poesía, fue uno bastante especial porque tuvo bastante éxito entre los lectores y contribuidores, presentamos dos o tres poemas y de una forma rápida se absorbía poesía contemporánea, algo que hoy en día no es habitual.

12045430_1008981059152980_1133362429477960314_o

Foto: Adriana Maldonado junto a colaboradores de Ventana Latina y el cantautor Camilo Menjura en la presentación de la Tercera Antología de Poesía de VL.

VL: Ventana Latina cuenta con una edición en línea que se renueva regularmente y que trata de recoger los eventos, noticias y temáticas de la actualidad latinoamericana en la diáspora. Pero además contaba con una edición especial que consistía en artículos y reportajes más profundos sobre una temática definida. En total hubo 18 ediciones, todas ellas de excelente calidad y de libre acceso. Cuéntanos, ¿cómo lograban este trabajo titanesco? ¿quiénes decidían las temáticas? ¿cómo se organizaban para la edición?

AM: Nació como una forma de estructurar el trabajo y tener objetivos más claros, porque el blog era bastante libre, pero creo que un tanto desestructurado. Como teníamos un equipo más o menos consolidado decidimos repartirnos el trabajo y las responsabilidades. Además el hecho de tener una edición con temas específicos nos daba la posibilidad de acceder a un mundo más delimitado donde la gente podía encontrar realmente lo que estaba buscando en un solo lugar. Por ejemplo, hicimos “Violencia en Latinoamérica”, y fue una experiencia súper linda porque tuvimos contribuciones de Santiago Roncagliolo de Perú, de Juan Pablo Villalobos de México, que son escritores conocidos, y también de otra gente menos conocida pero muy talentosa. El resultado quizás no era perfecto, pero existía y despertó mucho interés, eso nos emocionó mucho. En especiales posteriores tuvimos contribuciones de otros escritores famosos como Santiago Gamboa, Alejandro Zambra, Fernando Iwasaki, Matías Néspolo y Edmundo Páz Soldán.

El hecho de tener objetivos y contribuciones fantásticas, nos motivó mucho más, vimos un resultado palpable y que de cierta manera sigue con vida, pues todas las revistas están archivadas y se siguen leyendo. Como tú misma indicabas, era muchísimo trabajo, casi a tiempo completo. Sin embargo, lo disfruté mucho; fue bastante enriquecedor en el plano personal y profesional, por ejemplo aprendí a dirigir un equipo, a organizar, a liderar.

Con respecto a las temáticas, generalmente se preguntaba por correo electrónico, y luego ya nos reuníamos para elegir y organizarnos. Creo que cada uno de los integrantes del equipo tuvo su especial.

VL: Además de regalar una mirada panorámica y profunda a la creación latinoamericana en el Reino Unido y Europa, también se publicaron tres antologías de poesía. Me gustaría que me contaras la génesis de este proyecto. Además, me llama la atención que sea un proyecto poético, cuando sabemos que la poesía  es menos leída que el cuento; es decir sabemos que Latinoamérica es un continente que hace mucha poesía, pero que lee poco.

AM:   Supongo que el proyecto nació porque varios de nosotros estábamos interesados por la poesía y veíamos que ya no la leíamos como antes. Era un poco melancólico recordar cuando vivíamos en nuestros países nuestras lecturas poéticas, nuestros libros de cabecera de poesía y estar tan alejados de eso. Entonces tuvimos una discusión al respecto y decidimos incluir dos o tres poemas en cada edición donde la gente se diera al menos un minuto para leer poesía. Al final tuvimos bastantes poemas y resolvimos publicar una antología, un libro. Fue algo que emocionó a mucha gente, no solo al público lector sino a los propios escritores que vieron sus escritos impresos en papel. La primera antología tuvo una presentación muy bella, hubo muchos escritores y público. Hay bastante gente interesada en la poesía, en leerla y escribirla, y nosotros creamos de cierta manera un espacio para publicarla, lo cual es escaso en estos días.

VL: ¿Cómo hacían para tener textos inéditos?

AM: Hacíamos convocatorias abiertas para recibir poesía y muchas veces la recibíamos de manera espontánea. Eran textos tanto de gente viviendo en América Latina como en el Reino Unido.

VL: ¿Crees que VL se impuso y se impone dentro del ámbito cultural en el Reino Unido?

AM: Creo que es una revista más bien internacional online, aunque su presencia en el Reino Unido sea importante. No creo que nos hayamos impuesto, pero sí hemos marcado presencia, si ves las estadísticas de visitas al sitio web, te podrás dar cuenta que es bastante vista, seguida. Lo que sí falta, a mi modo de ver, es presupuesto y un equipo de marketing. Tengo la impresión que la siguiente etapa de VL debería ser ésa para que pueda evolucionar.

VL: ¿Qué significó Ventana Latina para ti?

AM: Ventana Latina fue como un hijo más para mí. Una creación que vi crecer y desarrollarse, que llamó la atención de gente que respeto y quiero mucho, que significó un espacio para la creación de otros y para la promoción de nuestra lengua y cultura. Sigo convencida de que es una necesidad en una capital como Londres.

VL: Hablando del ámbito más personal, ¿por qué la decisión de dejar VL?

AM: Creo que todo en la vida tiene un ciclo y sentí que el mío en VL necesitaba cerrarse. Además, era tiempo de dar lugar a otra gente que liderara el proyecto. Por otro lado, me he enamorado de otra cosa que es el yoga, y quiero darle todo mi tiempo. Hacer las dos cosas era imposible y como lo dijiste al principio, también tengo tres hijos…

Para conocer el nuevo trabajo de Adriana dirigirse a  https://www.facebook.com/adriana.maldonado.yoga/

 

adriana-2-1

Foto: Adriana Maldonado.

 

 

LAH Blog

About the author

The author didnt add any Information to his profile yet
Comments are closed.