Poemas de Blanca Morel

Apr 23, 2018 Comments Off on Poemas de Blanca Morel by

Selección de poemas de “Pan impuro”, editorial Ruleta Rusa, 2017

 

RESEÑA LITERARIA

 

Blanca Morel, madrileña, licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y máster en Literatura Comparada y Crítica Cultural por la Universitat de València. Ha trabajado en diferentes medios de comunicación y productoras de televisión.

Sus poemas aparecen en la antología de poesía hispanoamericana “Madrid, una ciudad muchas voces” y en numerosas revistas literarias y publicaciones digitales como “Fábula”, “Transtierros” o “Kokoro”.

Blanca Morel ha impartido talleres independientes de poesía, coordinado eventos literarios y participado en un gran número de recitales poéticos en España y Argentina.

Sus poemarios publicados hasta la fecha son: Bóveda (Editorial Amargord), Pájaro sangre (Editorial Baile del Sol) y Pan impuro  (Editorial Ruleta Rusa).

Blanca Morel es integrante del proyecto colectivo de creación poética experimental “H.” con el que ha presentado recientemente la performance y el libro objeto Hypnerotomaquia.

Actualmente colabora en las revistas digitales de literatura “Excéntrica” y “Oculta Lit” y escribe el blog de poesía “Salón oscuro”: www.blancamorel.com

 

 

 

 

HAIKU  FALSO

el agua tiembla

en el estanque habita

nuestro monstruo:

el agua sucia

 

VARIANTE

en nuestro estanque

vadea el monstruo:

el agua sucia

 

EL SUEÑO DEL ARQUITECTO

la arquitectura de lo posible es efímera

las calles están quebradas

solo quedan los cimientos clavados

solo la intemperie de nuestros abismos

 

FUTURO IMPERFECTO

desapareceré como un perro lamiendo tu mano

detrás ya no habrá una sombra ni unos huesos

solo tú

crucificado en ti

clavado en ti

cumpliendo no sé qué destino

 

MAPA INMUNDO

en ese lugar en el que estás llamado Lejos

 

BROCHE

engarzados en un cierre sin resquicio

hoy hemos renacido

en nuestra devastación

 

ESTRIBILLO

¿Por qué afilas cuchillos en mitad de la noche?

 

CANGREJOS  PODRIDOS

paso de largo ante ti

en la mesa

un viejo mezquino me ofrece  comida

el alimento está listo

he de comer cangrejos podridos

y pienso

eras tú al que he visto al pasar de largo

ese extraño  esqueleto  de hombre subyacente

ahora debo comer el manjar caduco

viejo niño mío

sobre la mesa sucia de amor

 

INVITACIÓN

está puesta la mesa y no has venido

pero aún queda un instante

 

aún queda un instante

para preguntarnos

quién nos ha salvado

a quién condenamos

por quién debimos morir

 

he planchado el mejor mantel blanco

y mi copa es la Tierra

tu vino el  Mundo

 

pero creo que tendré que comer sola

deglutir los alimentos

mirar la pared

escuchar el reloj que se adelanta

 

he preparado guiso de carne

esperando que vengas a comer

corazón humano

 

BUSCO EL DON DE LA TARDE

la colada sigue dentro mí

obstruida estoy de tantos trapos

la sábana santa  de tu cuerpo

mi vestido sucio de novia

el camisón de parturienta

 

la tarde  no cae ni avanza

la tarde

contiene algo viscoso y sagrado

un cuándo de gusano  retorcido

 

quizá eche a volar entre las ollas grasientas

y me quede sin ropa

sin agua en el vaso

sin monedas para el pan

 

camine toda la calle extasiada por el don

 

y doble la esquina

sin desaparecer

 

RÍO ARMERILLO

 

de su cauce tomo un pequeño cofre

ronronean las flores y el recuerdo gime

mis muñecas son empuñadura

 

la luz samaritana cubre de purpurina esta fiesta

soy la jerarca del instante

la serpiente  Eiffel  emerge de mí (souvenir de un viaje inacabado)

la brisa vadea mis senos

mis pies descalzos

y se restriega abriéndose

mutilando la molicie de su transparencia

 

la suavidad la reparten unas manos grandes duras viriles

que supervisan máquinas ocultas

 

ÉL

canta

él

lo mismo  repite

canta

canta canta

lo mismo canta igual que lo mismo

lo mismo sigue

antes después

repite el canto

repite tres veces más y mil de nuevo

canta pero no

no canta

su cuerpo inmenso

frota

su cuerpo de gigante

su cuerpo de inmenso  dolménico  absoluto

y todo ocupa  el canto

y todo se repite antes y después

algún momento

en

algún instante

¿respecto a qué momento?

¿en qué instante?

no sabemos cuál

no sabremos

no sabremos nunca

calla ora

horada

calla ah ora

 

su silencio

 

canta su silencio  y sigue cantando

silenciosamente

sigue silencieando la tarde que culmina

qué mudo canto

del que canta

abotona el silencio

38520 No cantos

y de nuevo

cri-cri

1000 veces después de que  una naranja en el jardín caiga

su canto eleva

minúsculas naranjas  que volverán  a sus ramas de nuevo

canto de geometría

esferas regresando a

y manteles blancos se suceden

 

repite

repite una vez más

y de nuevo

 

porque sabe

porque siente

porque la tarde ora

sobre el cielo del ocaso

con su canto

que anhela

absolutamente

incansablemente

¡amar!

 

 

 

 

Inicio, Poesía

About the author

The author didnt add any Information to his profile yet
Comments are closed.